El G-20 precisa su calendario en la lucha contra la evasión fiscal

Carlos Oliva Campos
(0)
13 de octubre de 2013  

PARÍS.- El G-20 pasó a la acción al sostener la propuesta de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) e instaurar un modelo internacional de intercambio automático de informaciones tributarias que comenzará a fines de 2015. A partir de esta fecha, los bancos brindarán datos sobre los haberes extranjeros depositados, los Estados pondrían fin a la competencia fiscal entre ellos y las multinacionales no practicarían más la optimización fiscal o el precio de transferencia.

Con su decisión, el G-20 hizo un reconocimiento hacia el gobierno de Suiza, que admite el intercambio recíproco mientras ese principio se base en un estándar global aceptando la reciprocidad y aplicado a las plazas financieras y a los trusts, y no limitado a los países de la OCDE. Son 14 los Estados que se comprometieron y no cuentan con el marco jurídico adecuado.

Así como el Reino Unido suscitó el interés de las grandes fortunas con el estatuto fiscal muy ventajoso de "residente no domiciliado", la estrategia suiza de atracción se basó en una fiscalidad a medida para extranjeros, imponibles por su tren de vida y no en función de sus ingresos y patrimonio. El fisco suizo cobra de impuesto una suma equivalente a cinco veces el valor locativo de la residencia principal, aplicándoles a los más ricos una suba de 30%, importe que va en relación con sus fortunas: el impuesto máximo es de 6% cuando en otros países llega hasta 45 por ciento.

Para el ahorrista que busca proteger su esfera privada, manejar mejor sus intereses y tener seguridad, el dedo de Dios siempre estuvo en Ginebra. A raíz de que Europa avanza en su intención de cercenar los obstáculos que pueden encubrir el secreto bancario, los depositantes tienen cada vez menos esperanzas de que vuelva.

Se preguntan ¿es posible que el paraíso suizo se transforme en purgatorio? He ahí la cuestión, con múltiples problemas. Los bancos advierten a sus clientes sobre los procedimientos en su contra. No podrán negar la ayuda administrativa en caso de evasión fiscal "simple" al país que la pida, incluso si hay convenio para evitar la doble imposición, y deberán informar cuando el titular de la cuenta se valga de acciones al portador para ocultarse.

La lista gris de la OCDE de países impositivamente menos cooperativos en materia de procedimientos de ayuda administrativa se basa en el convenio de esta organización, que Suiza decidió aplicar desde 2009, sin distinguir fraude y evasión fiscal. La ejecución se demoró y este país se halla en mala posición.

Podría entenderse que los factores que estimulan la evasión fiscal hacia zonas offshore se relacionan con el sentimiento de vulnerabilidad de los hombres de negocios hacia la burocracia y la corrupción. Los diez paraísos fiscales británicos adhieren a la estrategia del gobierno inglés de transparencia. Las islas Caimán, las Vírgenes británicas, las Turcas y Caiques, la de Man, Anguilla, Bermudas, Montserrat, Gibraltar, Jersey y Guernesey firmaron un doble acuerdo para compartir informaciones bancarias.

Los suizos reconocen que con esta decisión se acentúa la presión en su contra y dudan de la eficacia real de esos acuerdos que incorporan el principio de Fatca, ley estadounidense que identifica cuentas de sus contribuyentes en el exterior a través del intercambio de informaciones bancarias cubriendo los casos en que la cuenta no es poseída directamente sino por medio de trusts.

Cuando se crea un trust en Suiza, los que gravitan alrededor son conocidos. Numerosas jurisdicciones británicas están muy lejos de que ocurra lo mismo, ya que sólo identifican al que abrió el trust. Si el beneficiario de un trust en Caimán es una sociedad domiciliada en Panamá, el intercambio de informaciones bancarias entre Caimán y Londres no ilustra mucho a las autoridades fiscales británicas.

Si París o Londres suponen que van a desenmascarar a sus contribuyentes con cuentas en las Islas Vírgenes se decepcionarán: las cuentas en banco no están en esas jurisdicciones. E inclusive en el caso en que lo estuviesen, su titular es con frecuencia una sociedad, sin más informaciones.

En los casos complejos de implementación el acuerdo anunciado no permite llegar forzosamente hasta el titular de la cuenta y luchar contra la evasión fiscal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.