El menor peso de Alemania en el BCE resiente a sus ahorristas