El decálogo económico de Macri para discutir con Alberto Fernández

El equipo económico que maneja Nicolás Dujovne armó un documento con puntos clave para discutir con la oposición. Hasta ahora, la Casa Rosada evitaba discutir sobre la actividad, pero sus voceros aseguran que cambiaron esa decisión.
El equipo económico que maneja Nicolás Dujovne armó un documento con puntos clave para discutir con la oposición. Hasta ahora, la Casa Rosada evitaba discutir sobre la actividad, pero sus voceros aseguran que cambiaron esa decisión. Fuente: Archivo - Crédito: AFP
Pablo Fernández Blanco
(0)
5 de julio de 2019  • 12:36

En los primeros días del año Nicolás Caputo, eslabón destacado en el armado de las campañas políticas del oficialismo, le dijo al Presidente que no le alcanzaba con lo que estaba haciendo para ganar las próximas elecciones. Las palabras fueron reveladoras para Macri, quien definió a Caputo como su hermano del alma y poco después nominó a Miguel Angel Pichetto como su candidato a vicepresidente.

La inspiración de Caputo parece haber contagiado a otros miembros del equipo de Cambiemos, ahora devenido en Juntos por el Cambio. Entre ellos están los encargados de manejar la economía bajo la conducción del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

Al menos hasta fines del año pasado, la orden política al interior del Gobierno era evitar hablar del tema. Había poco para mostrar, ya que el final del mandato de Mauricio Macri -se sabía en aquel momento y ninguna proyección ha cambiado sensiblemente hasta ahora- terminará con números malos en términos de actividad, inflación y pobreza. Pese a eso, la Casa Rosada decidió dejar de esconder la economía, como definió una persona cercana al Palacio de Hacienda. En sus oficinas se armó una especie de decálogo para avanzar con críticas propias a la gestión anterior cuando se escuchen los cuestionamientos kirchneristas a la actual.

El 21 de junio pasado, en una reunión con el equipo económico en Olivos, Dujovne charló sobre los resultados del documento -al que aportaron datos Miguel Braun (viceministro), Rodrigo Pena (secretario de Hacienda) y Santiago Bausili (Finanzas)- con Macri. Según su conclusión, la supuesta mala praxis del kirchnerismo dejó un costó de US$288.000 millones. Los principales puntos del documento son los siguientes:

Banco Central. El trabajo hecho en Hacienda cita como primer punto la delicada situación en la que quedó la entidad monetaria. Según esos cálculos, la gestión anterior derivó US$ 88.700 millones de financiamiento monetario al Tesoro a través de adelantos transitorios y giro de utilidades entre 2007 y 2015; se usaron reservas internacionales por US$56.200 millones entre 2010 y 2015 y quedaron deudas por US$4.700 millones por el dólar futuro.

Producción primaria. El trabajo hecho por Hacienda sostiene que el kirchnerismo dejó un rojo de US$26.000 millones en reservas de gas consumidas y no repuestas. Algo similar ocurrió en el caso del petróleo, donde se sacrificaron, según los mismos cálculos, US$18.700 millones.

La lógica del sector hidrocarburífero sostiene que el índice de reposición de reservas debe estar por encima de uno para garantizar el futuro de una compañía petrolera, así como el suministro propio de un país.

Campo. Según el Gobierno, la historia de la energía se repitió con el ganado, porque se perdieron US$5.500 millones en cabezas de ganado.

Juicios. El documento hace especial hincapié en diversos litigios contra el Estado que fueron heredados: US$11.200 millones en demandas de jubilados; US$17.900 millones por los holdouts; US$320 millones por la estatización de Aerolíneas Argentinas y deudas potenciales de hasta US$3000 millones en el caso de YPF, entre otros. También señala que la deuda renegociada con el Club de París disparó US$3600 millones en intereses compensatorios y US$2100 millones de pagos extra por el cupón PBI.

El texto sostiene que la gestión actual debió pagar US$930 millones por resultados de sentencias desfavorables en el Ciadi, el organismo del Banco Mundial encargado de dirimir pleitos entre países y empresas.

Infraestructura. Según el documento elaborado por Hacienda, la gestión anterior dejó una deuda de US$18.800 millones por el mal estado de las rutas y las autopistas; US$6500 millones en trenes, US$1500 millones en puertos y US$550 millones en calles.

Desde noviembre de 2016, la ley establece que el debate entre los candidatos a presidente es obligatorio. Alberto Fernández, que encabezará la lista por el Frente de Todos, relativizó la importancia de esa instancia. Si avanza, es posible que se encuentre con los argumentos anteriores por parte de Macri.

LA NACION se contactó con especialistas en temas económicos del kirchnerismo para consignar su opinión sobre el tema, pero no respondieron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.