Comedores en la empresa

Un cuidado servicio de catering hace que los empleados se sientan valorados
Un cuidado servicio de catering hace que los empleados se sientan valorados
(0)
22 de agosto de 2000  

Empleados satisfechos, clientes bien atendidos. Los logros en la productividad no sólo se alcanzan con personal capacitado, buenas remuneraciones y tecnología de punta. Otro recurso son los servicios que algunas empresas brindan a sus empleados, entre ellos, comidas y refrigerios.

"Si el personal se siente cómodo en su lugar de trabajo muestra un buen perfil de la compañía frente a los clientes y en los procesos de producción", comenta Fabián Nanoia, director de Recursos Humanos de Roche.

Además de cubrir una necesidad básica, el catering también otorga la posibilidad de reunirse con los compañeros, distenderse o charlar. "Al lado del comedor, hay un sitio con mesas de ping-pong y metegoles. Después de comer, cada uno sabe cómo utilizar su tiempo. Puede caminar fuera o dentro de la empresa, distenderse con los juegos o volver a trabajar", dice Nanoia.

En Roche, los comedores forman parte de otras innovaciones. Las formas ya no son tan rígidas ni los controles tan estrictos. "Tenemos un sistema de horario flexible ya que las horas se pueden acumular y administrarlas como lo deseen. Cada cual sabe cómo utilizar su cuenta de ahorros de horas y tiene libre disponibilidad para manejar el tiempo que, por ejemplo, no utilizó en comer", dice Nanoia.

Supervisión y participación

Habitualmente, los servicios de catering son supervisados por nutricionistas y también se toma en cuenta la opinión de los empleados. Un buen servicio debería contemplar todos los casos especiales: cardíacos, hipertensos, celíacos, diabéticos y otros. Y también disponer de una variedad de menús: comidas tradicionales, bajas en grasas así como una dieta de pescado, pollo y una mesa de ensaladas para aquellos que no son amantes de la carne.

Estos servicios son muy valorados en las fábricas o lugares alejados. La modalidad puede cambiar en las oficinas de las capitales, donde los comedores no son tan amplios y comúnmente el empleado tiene la opción de comer en otro lugar. Aunque existen excepciones, la totalidad del gasto corre por cuenta de la empresa.

"El costo es relativamente bajo en relación con los beneficios, principalmente el rendimiento. La gente lo recibe y lo valora mucho", dice Jorge Sinardi, director de Recursos Humanos de Expertise Consultores. Los beneficios que brinda son muy amplios y pueden abarcar desde el orden y la pulcritud del interior de la oficina hasta la organización y el control de los horarios. Además, se puede evitar el ausentismo debido a problemas de salud provocados por alimentos comprados fuera de la empresa. "En este sentido, es una forma indirecta de velar por la salud de los empleados", concluye Sinardi.

Días especiales

Schiano & Cía. SA se dedica desde hace más de 30 años a brindar servicios de catering para compañías. Su director, doctor Osvaldo Schiano, explica que "en los últimos diez años se dio mayor importancia a la alimentación de los empleados, lo que obliga a que nos profesionalicemos. Contamos con un departamento de bromatología, que se ocupa de supervisar y controlar las condiciones higiénicas del lugar".

En cuanto a lo estríctamente gastronómico, Schiano comenta que "las comidas se eligen entre el cliente y nuestros nutricionistas y, en algunos casos, incluso participamos en la construcción del comedor y la cocina con un equipo de arquitectos e ingenieros".

La prestación de catering no se limita solamente a proveer las comidas diarias. También es importante conocer las necesidades y gustos de cada comensal e incluso ser creativo.

A la hora de los estímulos, puede recurrirse a distintas alternativas, como presentaciones gastronómicas sorpresivas y mesas especialmente preparadas y decoradas para salir de la rutina. Otra técnica son los festejos, como el aniversario de la empresa, días patrios o del gremio, que incluyen baile o músicos en vivo pára animar a los empleados.

Puntos a favor

  • Aumenta la productividad.
  • Organiza los espacios internos, los horarios y la higiene.
  • Logra un mejor rendimiento del tiempo.
  • Consolida la relación entre empleado y empresa.
  • Resguarda la salud de los empleados.
  • MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.