Problema estructural. Hay 12 millones de personas sin un empleo de calidad