Los equipos diversos tienen más posibilidades de éxito

Gabriela Hostnik
Gabriela Hostnik PARA LA NACION
(0)
2 de diciembre de 2018  

Vivimos en un mundo en constante cambio. Desafortunadamente la diversidad y la inclusión , aún no son prioridad de negocio para muchas organizaciones, pero se sabe que las empresas que no adopten prácticas inclusivas o no construyan equipos diversos tendrán serios problemas para crecer.

Ser inclusivos es entender que la diversidad nos fortalece. Significa valorar las distintas opiniones y formas de ver el mundo. El sentido de la diversidad y la inclusión se construye a través de los agentes de cambio en todas las organizaciones, así como en la sociedad.

Todo tiene que ver con la cultura y comportamientos de inclusión y el reconocimiento del valor de los individuos como personas, de manera que cada uno de los empleados pueda sentirse libre de ser quien es en su contexto laboral.

Si bien en los últimos años se viene trabajando en el tema de género y aún queda mucho por hacer, la Argentina, todavía, está muy atrasada en comparación al primer mundo respecto a las temáticas de rangos etarios y discapacidad . En Argentina cerca del 10% de la población tiene alguna discapacidad.

Según Gabriel Marcolongo, Co Founder de Incluyeme, empresa que acerca personas con discapacidad a la organizaciones, aún queda mucho por hacer, aunque cada vez más empresas están valorando todo el talento y el diferencial que las personas con discapacidad pueden aportar a sus organizaciones. Dice que hace 10 años Incluyeme.com no hubiese sido posible.Asimismo hay organizaciones que ya están pasos adelante y han incorporado personas del colectivo trans. También se debe fomentar el trabajo para personas mayores de 50 años y de vulnerabilidad social.

Se sabe que los grupos diversos generan innovación y mejores resultados. Pero está claro que lo primero que se tiene que trabajar es la empatía y la humanidad en todas las organizaciones. Para muchas empresas puede resultar una obligación, no se dan cuenta de que la única forma de mantenerse competitivos hoy en día es captando al mayor número de talentos. Para poder lograrlo es necesario que todos los empleados se involucren en la mejora de cultura de inclusión, empezando por los líderes de la organización. Muchas veces ocurre que hay desconocimiento por parte de las personas. La inclusión no se limita a las personas con cualquier tipo de discapacidad, la inclusión tiene que ver con las minorías en general.

La inclusión tiene que ver también con construir equipos de trabajo diversos, valorando las perspectivas y opiniones de todos. Esta era es de trabajo colaborativo y en red. El esquema verticalista y unidireccional ya no es más aceptado. Todos tienen algo para enseñar y para aprender.

Sería interesante como ya está ocurriendo incipientemente en algunas organizaciones, que la temática de inclusión esté en la agenda de los máximos responsables y que sea parte del área de Talento de cada compañía. Para esto es necesario concientizar a todos, y entrenar a los líderes que realizan procesos de elección de personas y facilitar y acompañar los procesos de on boarding de los colaboradores. Así como esta era nos exige transformarnos en nuevas herramientas y conocimientos, también es hora que fortalezcamos nuestra empatía y seamos más humanos y receptivos a esta realidad.

Un dato que es de relevancia es que los más jóvenes buscan y privilegian empresas con propósito social y ambiental. Todos quieren y buscan empresas y líderes más humanos. Cada uno desde su lugar podemos contribuir a lograrlo. Seamos inclusivos, cada uno con un poder distinto, con lo que cada uno puede dar.

La autora es head hunter y coach laboral

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.