Pasantías para el verano

Durante enero y febrero, algunos jóvenes aprovechan para ganar experiencia laboral
Durante enero y febrero, algunos jóvenes aprovechan para ganar experiencia laboral
(0)
22 de enero de 2002  

No para todos los estudiantes universitarios el comienzo del verano es sinónimo de vacaciones: para muchos, se transforma en la posibilidad de trabajar en áreas afines con la carrera elegida. Los programas de pasantías estivales constituyen así una atractiva oportunidad para adquirir experiencia laboral, principalmente para alumnos de determinadas universidades que se ven imposibilitados de trabajar durante el año lectivo.

"Es una buena alternativa tanto para que los chicos que no tienen experiencia conozcan el mercado laboral como para que la compañía pueda conocer a candidatos a los que no llegaría de otra manera", afirma Marcelo Rabinovich, titular de Praxis Consulting.

Para Brian Glancszpigiel, socio consultor de Emplear, los beneficios para los pasantes son varios: desde adquirir experiencia y mejorar el currículum hasta poner a prueba las preferencias laborales. "Los ayuda a tener una visión de la empresa por dentro, a testear qué es lo que les gustaría y qué es lo que no, y a descubrir nuevas funciones en las que se podrían integrar y que no habían evaluado", explica.

Procter & Gamble es una de las empresas que cuenta con un programa de pasantías de verano, destinado a alumnos universitarios. Según cuenta Alejandra Kavakian, gerente de Reclutamiento de esta compañía, estos planes tienen una duración de entre diez y doce semanas, con una dedicación full time.

En cuanto a las tareas que desarrollan, Kavakian pone énfasis al aclarar que "los chicos no vienen a sacar fotocopias" y explica que a cada integrante del programa se le asignan diferentes proyectos para que se relacione con las distintas actividades del sector en el que se desempeña.

"Los chicos tienen que contactarse con personas de diferentes áreas para obtener la información que necesitan para llevar adelante sus proyectos, y también tienen mucha relación con la parte directiva de la organización", comenta Kavakian.

Verlos en acción

En IBM, el programa de pasantías de verano se realiza por tercer año consecutivo. "Les damos proyectos concretos que trabajan durante los dos meses -explica Agustina Lascano, responsable de Empleos y Desarrollo-. No vienen a trabajar para reemplazar a alguien que se fue de vacaciones, sino que el objetivo es que puedan aplicar las herramientas teóricas en algún tema de investigación en particular." Al fin de la pasantía, cada estudiante debe presentar al área que pertenece las conclusiones de su trabajo, que en general se relaciona con estudios de mercado y análisis de nuevos nichos. "Para IBM es bueno ver en acción a estos estudiantes, nos interesa verlos analizar temas", agrega Lascano.

Otra de las empresas que cuentan con uno de estos programas es Novartis, en donde 50 estudiantes de Medicina se desempeñarán entre el 15 de enero y el 15 de marzo. Los alumnos pertenecen a la Universidad de Buenos Aires y fueron seleccionados entre 150 personas de los últimos años de la carrera. Según explica Miguel Bernabeu, Country Head de Novartis para la Argentina y Uruguay, los estudiantes seleccionados van a estar afectados a un estudio de epidemiología.

"Aparte del beneficio económico, los pasantes van a ver técnicas de epidemiología que no estudian en su carrera médica, y también conocerán cómo trabaja un laboratorio farmacéutico", sostiene Bernabeu acerca de las ventajas que el programa trae para los pasantes. Así, cuenta que en la capacitación impartida no sólo se los entrenó acerca de la encuesta por realizar, sino que también se les brindó información acerca de la compañía y de otros aspectos del laboratorio, como la forma en que se realizan los ensayos clínicos.

Qué dicen los estudiantes

Para Nicolás Pavlovsky, estudiante de Economía de la Universidad del CEMA, la pasantía que se encuentra realizando en el área de Alianzas Estratégicas de IBM constituye el primer contacto con un trabajo relacionado con su carrera. "Quise aprovechar la oportunidad de acumular experiencia laboral durante el verano, porque durante el año no puedo por las exigencias académicas -dice Nicolás-. Lo que aprenda me va a ser muy útil en el futuro y además me vincula laboralmente con una empresa importante."

Matías Sokiransky terminó hace menos de un mes de cursar Medicina en la UBA y está participando del programa de Novartis. "Con una carrera como ésta el verano es piola, porque en el año es muy difícil trabajar ocho horas diarias -cuenta Matías acerca de los motivos que lo llevaron a realizar esta pasantía-. Es la primera vez que tengo la posibilidad de trabajar en mi terreno y que me lo remuneren", explica, y agrega que también se vio atraído por la posibilidad de interiorizarse del funcionamiento de un laboratorio.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.