Fuera de convenio: quiénes darán los mejores y los peores aumentos salariales este año

Los ingresos son la principal preocupación expresada por los empleados, por sobre el teletrabajo y la desconexión digital
Los ingresos son la principal preocupación expresada por los empleados, por sobre el teletrabajo y la desconexión digital Crédito: Shutterstock
Silvia Stang
(0)
29 de octubre de 2020  • 09:21

Salarios, condiciones para desarrollar el teletrabajo y posibilidad de desconexión virtual. En ese orden, esos son los tres temas que aparecen con mayor frecuencia en los reclamos que las empresas dicen recibir de sus empleados en este pandémico 2020. Los beneficios que acompañan a la remuneración, el desarrollo profesional y la provisión del almuerzo aparecen en los puestos siguientes, mientras que más atrás quedan cuestiones como la capacitación y la comunicación. Los datos surgen de una encuesta realizada este mes a directivos de 502 empresas líderes de mercado por la consultora Willis Towers Watson, que incluyó a firmas de diferentes sectores de la actividad. Los tres primeros ítems fueron mencionados por 159, por 79 y por 76 firmas, respectivamente.

En lo que se refiere a las remuneraciones, las empresas de turismo, con 22,5%, y las fintech, con 45%, se ubican en los dos extremos en el cuadro que indica cómo terminarán, siempre según las propias compañías, las remuneraciones de sus empleados fuera de convenio, si se comparan las de diciembre de 2019 con ese mismo mes de este año.

Con una suba prevista promedio de 37,1% anual, el movimiento de los salarios en ese segmento de ocupados (que incluye a profesionales y personal jerárquico) se da al ritmo de algunas tendencias, como la eliminación en muchos casos de las diferenciaciones del porcentaje por razones de mérito (dado que se otorga menos de lo originalmente presupuestado y se decide, por tanto, garantizar un mínimo a todos, según explican en la consultora), y la presencia de algunos sectores, como energía, retail e industria metálica, que durante todo el primer semestre del año no otorgaron ninguna compensación.

El informe se refiere a las empresas líderes de mercado, en las que los salarios parecen tener un mejor comportamiento que en el mercado formal en general. Según el índice oficial de la Remuneración Promedio Imponible de Trabajadores Estables (Ripte), un indicador de ingresos en la economía formal que contempla a diferentes tipos de empleadores, hasta agosto último los sueldos se habían movido un 22,6% respecto de diciembre de 2019.

Según aclaró en un diálogo con LA NACION Marcela Angeli, directora de Talento y Compensaciones en Willis Towers Watson, el relevamiento incluye a un grupo de empleadores que no representa al conjunto de las pymes en la Argentina, sino a un grupo de compañías en las que estarían entre el 8% y el 10% de los asalariados. Las encuestas de años previos habían mostrado dos períodos con pérdida de poder adquisitivo de los ingresos del personal no convencionado frente a la inflación.

¿Por qué en este año recesivo varias empresas afirman, al menos en la encuesta, que se aproximarían con las subas a la variación esperada del índice de precios? Según la analista, algo que ayudaría a entenderlo es el recorte de costos que hubo al no poder desarrollarse determinadas prácticas habituales, como los viajes al exterior y el uso de comedores; en algunos casos, incluso, se dejó de pagar alquiler por determinados espacios físicos. Frente a un reordenamiento de gastos, podría haber también planes de promover subas este año en línea con la inflación, para reducir el nivel de recomposiciones el próximo.

Por lo pronto, seis de cada diez empresas dicen estar trabajando ya en el presupuesto para 2021 y, en promedio, señalan que prevén otorgar una suba de 41% para el personal fuera de convenio, por debajo del 47% de inflación que estiman los economistas, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que publica el Banco Central.

La situación, claro, no es para todos por igual. Según los resultados de la encuesta, al cierre del primer semestre de este año el aumento promedio había sido de 18%, contra un 22% presupuestado para los fuera de convenio: hubo firmas que entonces postergaron o suspendieron recomposiciones y, en algunos casos, la dinámica se retomó en esta segunda parte del año. En el rubro de la construcción, por ejemplo, las subas de la primera mitad del año promediaron 9%, en tanto que para diciembre se prevé que el aumento anual habrá totalizado un 38%. Algo similar se observó en la industria, con porcentajes de 10% y de 38,8% respectivamente.

Una tendencia que se observó fue que, a medida que avanzó el año y en el caso de las empresas que dieron dos o tres ajustes salariales, fue creciendo el porcentaje de las que dieron el ajuste en forma general y no con diferenciaciones según el empleado, con lo cual la variable del mérito se fue diluyendo, con la reducción de las sumas otorgadas respecto de las presupuestadas, según explicó Angeli. En el primer aumento el 54% de las firmas actuó de esa manera; en el segundo, el 63% y en el tercero, el 66%.

¿Y en cuanto a la modalidad especial de trabajo a distancia que muchos empleados adoptaron este año? Sobre eso punto, la analista destacó que, en línea con uno de los principales temas de preocupación expresados por los empleados, algunas empresas (no muchas, sino alrededor del 15% de las que integran la muestra) empezaron a implementar algunas políticas para la desconexión digital, como el bloqueo de agenda en determinados horarios.

El relevamiento también muestra, entre sus resultados, que tres de cada diez compañías dicen estar recibiendo requerimientos de sus empleados para ser trasladados a otro país, y que el 11% está efectivizando algún movimiento en ese sentido.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.