En el año del fin del cepo, las reservas del BCRA crecieron en US$ 13.208 millones

El endeudamiento público compensó la demanda de dólares del sector privado en 2016; déficit de US$ 15.835 millones en la cuenta corriente cambiaria
Francisco Casas
(0)
14 de enero de 2017  

Las reservas del Banco Central cerraron el año con US$ 38.772 millones, un incremento de US$ 13.208 millones, según el informe de Operaciones en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) que publicó ayer la entidad. Los especialistas coinciden en que, aunque los números son auspiciosos, 2016 fue un año de transición y contó con condimentos atípicos, como el blanqueo de capitales.

Uno de los aspectos relevantes del informe fue el volumen de divisas operado durante el año, que totalizó US$ 53.352 millones, lo que representa un nuevo máximo en la historia del MULC. Esto implica un incremento del 59% interanual, pero no hay que perder de vista que durante casi todo 2015 se había mantenido el cepo cambiario.

El déficit de la cuenta corriente cambiaria totalizó una salida neta de US$ 15.835 millones, básicamente como consecuencia de mayores pagos de intereses (principalmente los vinculados a los tenedores de títulos en default) y de egresos por utilidades y dividendos.

En diciembre, el impacto del Régimen de Sinceramiento Fiscal generó ingresos por US$ 4092 millones destinados al pago de las deudas impositivas en concepto de penalidades. En tanto, ese mes las compras brutas de billetes alcanzaron los US$ 3474 millones, por operaciones realizadas por 973.000 clientes.

Consultado por la nacion, Martín Polo, economista jefe de la consultora Analytica remarcó: "Al considerar los resultados de 2016 hay que tener en cuenta que se trató de un año atípico. No se observó el ingreso masivo de dólares que el Gobierno esperaba, pero esto se vio compensado por los préstamos que tomó el sector público".

"Un dato importante es que el mercado cambiario fue autosuficiente. No generó presión sobre el tipo de cambio y el BCRA no tuvo que liquidar reservas. El incremento en el stock de reservas de US$ 13.208 millones es genuino: no solo aumentó en cantidad, sino también en calidad. Por ejemplo, no se observó una medida heterodoxa como las operaciones de swap con China."

"Otra buena noticia es que ahora tenemos la cuenta corriente abierta con el mundo", añadió Polo.

En el mismo sentido, Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de la consultora Orlando J. Ferreres, señaló: "La demanda de dólares, en parte heredada del cepo, por la imposibilidad de remitir utilidades de empresas extranjeras a sus casas matrices e importaciones que no habían sido efectivamente canceladas, sumada a la demanda de particulares fue compensada por la deuda tomada por el Estado nacional y las provincias".

Desafíos para 2017

Spotorno coincidió en que 2016 fue un año de transición, tanto por la elevada demanda de dólares como por la abultada deuda del sector público, que fueron extraordinarias.

"Habrá que ver qué ocurre con ambos parámetros en 2017. Es de esperar que baje algo la demanda de dólares del sector privado y, con respecto al nivel de endeudamiento público, estará en gran parte atado a que el Gobierno cumpla sus metas fiscales", concluyó.

Por su parte, Polo remarcó como desafío que las utilidades de empresas extranjeras en el país, que en 2016 fueron giradas al exterior por aproximadamente US$ 3000 millones tras la salida del cepo, sean reinvertidas en 2017 y permanezcan en la plaza local.

Lo que dejó el fin de las trabas

38.772

Millones de dólares

Es el stock de reservas con el que el BCRA cerró el año.

59%

Crecimiento interanual

El volumen operado en 2016 fue el más alto desde que se instauró el MULC, tras la salida de la convertibilidad, en 2002.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.