En Goldman, un menú para ganar con la crisis global

Susan Pulliam
Liz Rappaport
(0)
1 de septiembre de 2011  

Uno de los principales estrategas de Goldman Sachs Group Inc. ha distribuido entre cientos de fondos de cobertura, todos clientes de la firma, un análisis bastante sombrío sobre la economía. Esto es bastante común entre las firmas financieras. Lo que llama la atención es que junto a la perspectiva económica, el mismo estratega hace sugerencias sobre formas de sacar ventaja de la crisis financiera de Europa.

En el informe de 54 páginas enviado a los clientes institucionales de Goldman con fecha del 16 de agosto, Alan Brazil, un estratega de la firma que forma parte de la división de corretaje, argumenta que puede necesitarse hasta US$1 billón (millón de millones) en capital para apuntalar los bancos europeos, que las pequeñas empresas en Estados Unidos —que en el pasado eran un generador de empleo— todavía languidecen y que el crecimiento de China no puede ser sostenible.

Entre las ideas de Brazil para negociar aprovechando la mala perspectiva están: una opción que ofrece una forma de tomar una posición que apuesta a la caída del euro y otra apuesta bajista por medio de un índice de contratos de seguro sobre el crédito de los títulos financieros europeos. El informe también incluye información detallada sobre instituciones financieras europeas y un lenguaje mordaz sobre la profundidad de los problemas en Europa, EE.UU. y China.

Un portavoz de Goldman Sachs expresó: "Por norma, las instituciones financieras publican informes que sugieren estrategias a la medida de las necesidades de sus clientes. Si los clientes buscan cubrir riesgos existentes o tomar posiciones en el mercado cortas o largas, nuestro objetivo es ayudarlos a enfrentar los retos de los mercados actuales". A través del portavoz, Brazil declinó hacer comentarios.

El informe sale a la luz cuando Goldman y sus principales rivales compiten por el negocio de la banca y el asesoramiento entre las naciones europeas, las mismas que son blanco de las apuestas en contra que están sugiriendo.

El miércoles, Goldman y otros dos grandes bancos patrocinaron una presentación en Londres, en la que el secretario de Economía español, José Manuel Campos, planeaba esbozar las medidas de austeridad fiscal de España y presentar a los inversionistas el caso español, de acuerdo con una invitación vista por The Wall Street Journal. Goldman goza de una posición de liderazgo entre los bancos para facilitar la venta de deuda soberana española.

En el pasado, firmas de Wall Street han buscado vender a los fondos de cobertura ideas que serían rentables en caso de descalabros. Antes de la crisis financiera de 2008, Goldman y otras firmas financieras sugirieron a sus clientes en los fondos de cobertura apuestas a la baja en el mercado inmobiliario que incluían los seguros contra la cesación de pagos —contratos que aumentan en precio si cae el valor del activo subyacente— creados por los bancos. En ocasiones, Goldman apostó a la caída de valores hipotecarios, mientras los vendía a otros clientes que apostaban a que subieran.

Sin embargo, las ideas de corretaje en el informe de Brazil son diferentes a los productos relacionados con hipotecas vendidos por Goldman, ya que estas sugerencias incluyen productos financieros existentes, tales como opciones e índices. Como "creador de mercado" en los productos enumerados en el informe de Brazil, Goldman ofrece ejecutar las operaciones que describe. Cuando Goldman maneja tales negociaciones, recibe comisiones más altas que cuando ejecuta operaciones bursátiles, cuyo rendimiento es apenas de algunos centavos por acción. Las propias posiciones de corretaje de Goldman podrían beneficiarse si los fondos de cobertura y otros clientes adelantan operaciones basados en el informe. Goldman destaca al comienzo del documento que otros operadores de la firma, o "personal de Goldman Sachs", ya podrían haber actuado a partir de lo que indica el informe.

Por supuesto, Brazil no es el único que tiene una visión sombría de Europa: el pesimismo sobre el continente abunda por estos días en Wall Street. Brazil tampoco tiene una fórmula infalible sobre los instrumentos financieros en el informe.

Una visión privilegiada

Por ejemplo, la unidad de Investigación de Economía Global, Commodities y Estrategia de Goldman publicó un informe de divisas extranjeras en julio que menciona las perspectivas de las puestas pesimistas contra el euro versus tanto el dólar como el franco suizo. Otros bancos de inversión tienen estrategas que también les brindan a fondos de cobertura ideas de corretaje.

El informe, divulgado por el grupo de Estrategias para fondos de cobertura de la división de valores de Goldman, brinda un vistazo de las ideas de corretaje que se generan para fondos de cobertura a través de estrategas, como Brazil, quienes son parte de la operación de corretaje de Goldman y no de su grupo de investigación.

Ese tipo de estrategas se sienta junto a los corredores que ejecutan las operaciones para sus clientes. A diferencia de los analistas en las divisiones de investigación de las firmas —que se supone que están aislados de la información sobre la actividad de los clientes de las firmas—, los escritorios de estos estrategas tienen una vista privilegiada para ver el descenso y el flujo de jugadas de inversión de los clientes.

Pueden ver si hay una ola de interés entre los fondos de cobertura para hacer apuestas pesimistas en un sector determinado, y observan si los volúmenes de corretaje se reducen o explotan. Su punto de vista está informado por más información, a menudo confidencial, sobre clientes que las opiniones de los analistas, por lo que su investigación e ideas se vuelven muy cotizadas entre los corredores.

El trabajo de Brazil incluye detalles acerca de los problemas de los mercados que en general no aparecen en una investigación para la difusión pública. Los fondos de cobertura deberían "prepararse para la tormenta", sugiere.

"Aquí vamos de nuevo", dice en el informe, en medio de una serie de gráficos que muestran las estadísticas negativas similares a las que presagiaban problemas antes del pánico financiero de 2008. "Resolver un problema de deuda con más deuda no ha resuelto el problema de fondo. En Estados Unidos, el crecimiento de la deuda del Tesoro financió al consumidor estadounidense, pero no ha tenido un impacto suficiente en el crecimiento del empleo. ¿Puede EE.UU. seguir depreciando la divisa base de todo el mundo?", se pregunta Brazil.

En el informe, el autor explica en detalle el nivel de endeudamiento de 77 instituciones financieras europeas, entre las que identifica algunas con alto nivel de apalancamiento. Tales detalles son valiosos para los inversionistas que buscan hacer apuestas bajistas a través de seguros contra la cesación de pagos de bancos europeos individuales, afirman gestores de fondos de cobertura.

Para los inversionistas que quieren hacer una apuesta más amplia contra las instituciones financieras europeas, Brazil sugiere comprar seguros contra la cesación de pagos a cinco años en un índice que refleja el crédito de una serie de empresas europeas. Alrededor de 20% de las que forman parte del índice, el "iTraxx Europe serie 9", son bancos y compañías de seguro, escribe el autor.

También sugiere una opción de venta a seis meses para dar a los inversionistas el derecho a apostar contra el euro frente al franco suizo. El euro "puede debilitarse si los paquetes adicionales de ayuda financiera o las medidas de estímulo reciben su aprobación por parte de los gobiernos europeos", señala.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.