Avanzada minimalista: el otro ajuste en las góndolas

En el último tiempo se multiplicaron los casos de las marcas que reducen sus envases, ya sea como una manera de disminuir costos o como una búsqueda de una propuesta más saludable
En el último tiempo se multiplicaron los casos de las marcas que reducen sus envases, ya sea como una manera de disminuir costos o como una búsqueda de una propuesta más saludable Crédito: Ana Monti
Alfredo Sainz
(0)
21 de noviembre de 2018  

El movimiento minimalista avanza en las góndolas argentinas. Ya sea por una búsqueda de reducción de costos, un intento de disimular los aumentos de precios , una cruzada en pos de una alimentación más saludable o un poco de cada cosa, lo que está claro es que en los últimos meses se multiplicaron en los supermercados los productos que ofrecen un envase más chico o una presentación con menos contenido, en una práctica conocida internacionalmente como downsizing.

En algunos casos, detrás de la decisión de achicar un envase o presentación se encuentra una estrategia que trasciende el corto plazo y que está ligada a objetivos medioambientales o a la necesidad de adaptarse a un cambio en los hábitos de consumo . En el primer caso, Unilever ya incorporó en el mercado local la línea de desodorantes comprimidos, que a partir de una nueva tecnología permite ofrecer la misma duración y protección del producto original, pero en un envase más pequeño. Por su parte, Arcor acaba de lanzar la campaña "Tu porción justa", que apunta a ofrecer presentaciones individuales de algunos de sus productos emblemáticos, como el Bon-O-Bon, el chocolate Cofler o las pastillas Mogul. "La porción justa es la porción óptima de cada alimento para cada ocasión de consumo. Esta campaña ayuda a que las personas reconozcan fácilmente, a través de un logo, cuál es la cantidad de ingesta sugerida de los alimentos que se consumen como colaciones", explicaron en la compañía cordobesa.

Sin embargo, detrás de la mayoría de los cambios de presentaciones no se encuentra una preocupación por la alimentación saludable, sino una necesidad de recortar costos sin que el consumidor se termine de dar cuenta. "El principal driver de este tipo de estrategias siempre fue el costo. Lo más común es achicando el envase, pero también se ve la reducción de tamaño del producto en sí, como pasó con los alfajores", explica Fernando Alonso, del blog Alimentos Nuevos.

Frente a la nueva estrategia que encaran cada vez más marcas y empresas, la reacción no se hizo esperar no solo desde el punto de vista del consumidor. La fabricante de artículos de limpieza Ecovita acaba de lanzar una campaña que incluye la impresión en los envases de sus productos de una etiqueta que indica "No achicamos nuestros envases". "Todos tenemos recuerdo de algo que consumíamos en algún momento y luego comenzó a venir en un envase más chico. A veces, cuando se trata de ciertos alimentos, se entendió porque es una forma de promover porciones más saludables. Pero en muchos otros casos las marcas lo hacen como una estrategia poco transparente de achicar costos y en algunos casos ofrecer reducciones ficticias de precios a los consumidores. A simple vista parecería que el producto que pasa a tener menos contenido se vuelve más ‘accesible’ de precio versus otras marcas que no redujeron el contenido. Pero en realidad al comprar ese producto el consumidor está recibiendo cada vez menos", explica Julián Mellicovsky, cofundador de la firma Ecovita.

  • 80% - Práctica generalizada: Es el porcentaje de las industrias locales que apelaron a una estrategia de downsizing según un sondeo del instituto Indecom

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.