Federico Delgado: "Es preocupante la inmovilidad de los poderes Judicial y Legislativo"

El fiscal Federico Delgado, en el programa Comunidad de Negocios, de LN+

12:34
Video
(0)
28 de abril de 2020  • 17:11

Federico Delgado

12:34
Video

"Con una vocación histórica del Ejecutivo de usurpar poderes, es preocupante la inmovilidad de los poderes Judicial y Legislativo, que son decisivos para la democracia". La observación pertenece nada menos que al fiscal Federico Delgado , quien dialogó con José Del Rio en el programa Comunidad de Negocios , que se emite los domingos por LN+.

"Es de vital importancia que el Congreso sesione, que funcione y que discuta. Lo mismo que la Justicia. Esta es la inacción de la que debemos salir. Hace un mes y monedas que estamos en un estado de latencia", agregó.

Para el fiscal, el paradigma sanitario en esta pandemia es un dispositivo que tiende a congelarnos, a asustarnos, a ser más individuales y a estar recluidos en la esfera privada del hogar. "Es preocupante, porque la democracia se alimenta del ruido, de las personas hablando, de los conflictos, de las disputas, de las discusiones. Es un tiempo de cuidar la salud pero también la salud pública, la comunidad", señaló.

En el medio de decretos de necesidad y urgencia, se entremezcló la cuestión de los sobreprecios en insumos y alimentos que pagó el Gobierno. Hoy, esa investigación de sobreprecios y cartelización está a cargo Delgado.

"El fiscal general nos encargó una investigación que tiene que ver con las prácticas que ocurren en el mercado, con las formas que algunas personas que utilizan posiciones dominantes o poder simbólico, compiten de manera desleal con otras empresas. A veces, el efecto que se crea es una presión sobre la demanda real que culmina con un aumento de precios y perjudica a los consumidores", indicó.

La hipótesis que tiene el magistrado es determinar si se utilizan pánicos morales, es decir, "hacer correr bolas que no hay alcohol en gel y la gente enloquecida vaya a comprar".

Ante la pregunta de Del Rio de si la aparición de estos rumores se debía a trolls y a la tecnología del momento, Delgado no discierne si es eso o producto "de un vivo que aparece" o por una crisis moral de la sociedad que está asustada y, ante la menor alarma, los estados de ánimo se agudizan y empiezan a replicar cosas que no se sabe si son verdad.

En cuanto a la cartelización de empresas proveedoras del Estado, un último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dio cuenta de los d esafíos que enfrentan los argentinos para lograr un mercado limpio.

El fiscal dijo que todos los empresarios deberían tener una chance de competir de manera igualitaria en el mercado y que el Estado pueda aprovechar esta pandemia para discutir formas de funcionamiento para que los consumidores puedan tener mejores ofertas y mejores precios.

"La OCDE recomienda segmentar las licitaciones de manera tal que pequeñas firmas puedan hacer pequeños trabajos y democratizar la forma en que el Estado defiende su dinero. Es una práctica que no cuesta dinero y tendría resultados inmediatos y que nos privará de ver estas cosas que a veces nos asquean. Muchas veces los empresarios se aprovechan de algunas situaciones y la legislación para exprimirlo y obtener más ganancias", puntualizó.

Motines y prisiones domiciliarias

Sobre la liberación de políticos que estaban presos y que generó varios en motines en distintas cárceles, sostuvo: "La pandemia nos obliga a ser francos, con causas que duran mucho, con gente que está demasiado tiempo presa con prisión preventiva y con causas por corrupción que duran más de 10 años. Son cosas difíciles de digerir para el común de la gente, pero desde el punto de vista técnico expresa el fracaso de la institución judicial".

Delgado explicó que nadie tiene que sufrir más de lo que implica estar encerrados y que las cárceles tienen condiciones precarias y la vida de los presos es infrahumana. "Las cárceles funcionan como depósitos de cosas, muy diferente a lo que dice la Constitución Nacional. Además de cumplir la pena, el preso debe tener lugar para una reflexión moral y regresar a la sociedad consciente de que hizo un daño y pueda reinsertarse", explicó.

Entiende que se debe ser severo con los que violan la ley, pero si se puede controlar la temperatura de las personas a través de una app, se debería poder controlar que una persona quede encerrada en su casa, y, si viola la ley, se lo vuelve a meter en la cárcel: "Ahora tenemos un problema gravísimo en esas condiciones de hacinamiento y sobrepoblación. Si entra el Coronavirus sería una tragedia humanitaria".

Asimismo, indicó que con una Justicia que hace un culto del papel y del expediente, es difícil de golpe tener que manejarse por audiencias mediadas por plataforma. "Ahora en los tribunales vamos a tener que empezar a trabajar con la tecnología, eso es como meter el Diablo en un convento de monjas. Esa transformación que la podríamos haber planificado, se va a aprender de prepo y en una semana", dijo.

Sin embargo, aclaró que el Estado no está a la altura de las circunstancias. "El Estado no tiene un dispositivo público que nos asegure que no va a ver intrusos husmeando la información que se está traficando por esas redes", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.