Ganar dinero con 140 caracteres

Cada vez hay más anunciantes que buscan a twitteros y blogueros para que comuniquen en las redes sociales temas de las empresas
Matías Asconapé
(0)
18 de diciembre de 2011  

Convertirse en un especialista de algún tema en la red del pájaro azul no es una utopía. Ganar algo de dinero, tampoco. De hecho, cualquier usuario puede hacerlo.

Para el dinero, una de las recetas son los tweets pagos. El método es más común en Europa y Estados Unidos, pero se expande con lentitud entre usuarios argentinos.

Sin embargo, el abanico de posibilidades no se reduce sólo a ganar un poco de plata. Sobre todo en el pequeño universo de las empresas tecnológicas.

En estos casos, las firmas buscan acercarse a su público con información de valor en una conversación de ida y vuelta a través de las redes sociales.

En el proceso se benefician los dos. Por un lado, twitteros y blogueros cuentan con acceso a información o eventos especiales, con lo que mantienen su prestigio como referentes del sector, mientras que las empresas logran ser parte de una conversación que a través de links y clics abarca a una audiencia cada vez más grande de usuarios.

"En 2006, asumimos un desafío e invitamos blogueros del universo de la tecnología. En ese entonces vinieron 15 y se generó una conversación muy dinámica. Hoy, ya contamos con más de 250 blogueros y twitteros independientes", cuenta Mike Prosceno, vicepresidente de Social Media Relations de SAP.

La clave, destaca Prosceno, es que un post sigue "viviendo" luego de ser publicado, a diferencia de una historia tradicional publicada, que es más estática. "Es una conversación bidireccional que se reproduce", subraya.

Los twitteros invitados no ganan dinero directamente, pero sí reciben pasajes y comodidades para que puedan asistir a los eventos, además de contar con acceso rápido y directo a información de privilegio.

Da cuenta de ello también el blue point de IBM, donde se pueden ver los comentarios de especialistas de la empresa sobre soluciones de negocios, cloud computing , software y hardware.

Desde la empresa también interactúan con públicos diferentes, desde expertos hasta usuarios comunes. "El contenido debe tener un valor agregado y ser realmente interesante; de esta manera se puede incentivar la conversación para que cada uno aporte más datos", sostiene Ignacio Vaca de Osma, director de Marketing, Comunicaciones y Ciudadanía Corporativa.

Ganar dinero

Hasta hoy, en el país gran parte de quienes cobran por actuar como canal publicitario en Twitter son famosos o referentes que cobran alrededor de 1500 por tweet . Sin embargo, los usuarios comunes que cuenten con una gran cantidad de seguidores también podrán hacerse de una porción de la torta.

Como nexo entre twitteros y anunciantes actúan diversas agencias de publicidad, como Tercerclick o la página española Twync.es, que también trabaja con usuarios latinoamericanos. "Tenemos muchos usuarios argentinos. Cada usuario fija su precio y luego cada anunciante elige en qué cuenta publicitar", describe Gema Blanco, Social Media Manager de Twync.es.

La idea es crear conversaciones acerca de productos, servicios o páginas, además de posicionarlos en la red. La plataforma cuenta con más de 3000 usuarios. Otras plataformas conocidas son Sponsored Tweets, Twittad y Revtwt, entre otros.

Saber de algo ayuda. "Lo que conoces se refleja cuando posteás. Por ende, otros te consultan de ese tema. Desde la agencia realizamos campañas con twitteros y blogueros", apunta el director de Tercerclick, Leandro Zanoni.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.