Gigante inmobiliario de EE.UU. investiga si hizo pagos ilícitos a Petrobras

Will Connors
Craig Karmin
(0)
11 de noviembre de 2015  

El jefe de las operaciones en Brasil del gigante inmobiliario estadounidense Hines renunció a ese puesto luego de que la empresa empezó a investigar si se realizaron pagos inapropiados para obtener contratos con una de las mayores compañías del país sudamericano, informó la firma.

El episodio podría complicar la capacidad de Hines, con sede en Houston, de recaudar capital en el futuro para invertir en Brasil, alertaron algunos inversionistas institucionales, e ilustra los peligros de invertir en mercados de bienes raíces en los que empresas estadounidenses dependen de sus socios locales.

Los presuntos pagos están ligados a la relación de Hines con la petrolera de control estatal Petróleo Brasileiro SA, más conocida como Petrobras.

En 2004, Petrobras alquiló una torre de oficinas de 36 pisos en el centro de Rio de Janeiro desarrollada por Hines. Un informe publicado en julio por el periódico brasileño O Globo afirmó que Hines pagó comisiones a un agente inmobiliario de Rio. El diario sostuvo que se realizaron pagos irregulares.

Hines dijo que después del artículo inició una investigación interna para determinar si el personal en Brasil había hecho algo inapropiado.

"Lanzamos una investigación interna, la cual planteó suficientes dudas en torno a estos pagos como para que decidiéramos compartir con las autoridades lo que habíamos descubierto hasta la fecha", dijo Hasty Johnson, director de inversiones de Hines.

Douglas Munro, director gerente de Hines en Brasil, renunció poco después del comienzo de la investigación, según la firma. El ejecutivo no pudo ser contactado para que comentara. Hines no quiso indicar si su salida estuvo vinculada con la pesquisa.

Hines está ahora revisando las transferencias de dinero en Brasil durante la última década, según una persona al tanto.

"También hemos iniciado una revisión exhaustiva de nuestros controles y protocolos internos con el fin de realizar las mejoras apropiadas", afirmó un vocero de Hines en un comunicado.

Algunos inversionistas estiman que la prisa de las empresas estadounidenses para conquistar nuevos mercados globales puede comprometer sus estándares si tratan de hacer muchas cosas a la vez o dependen demasiado de socios locales.

"A medida que las organizaciones se vuelven más grandes y más globales y más complejas, aumentan las probabilidades de que este tipo de problemas ocurra más a menudo", dice Bill Atwood, director ejecutivo de la Junta de Inversión del Estado de Illinois, que administra cerca de US$15.400 millones. Su fondo no tiene inversiones en Hines.

La investigación de Hines se produce casi un año después de una mucho más amplia que las autoridades brasileñas lanzaron sobre Petrobras y que ha sido bautizada "Operación Lava Autos". Una vocera de Petrobras dijo que la compañía también realiza una pesquisa interna sobre sus relaciones con Hines.

Los investigadores brasileños dijeron que habían descubierto una práctica de una década en la que algunas de las mayores constructoras del país formaron presuntamente un cartel para elevar los precios de los contratos con Petrobras y usar parte de las ganancias para sobornar a políticos, los principales partidos y ejecutivos de la petrolera. El caso ha resultado en más de 100 arrestos y más de 30 condenas. Cerca de 50 políticos actuales y antiguos siguen siendo investigados. Petrobras señala que es víctima de un complot y está colaborando con las autoridades.

El potencial escándalo podría hacer más difícil que Hines capte inversiones, particularmente de fondos de pensiones públicos que suelen esquivar los titulares negativos, advierten algunos inversionistas institucionales

"Uno tiene que determinar si una firma estableció controles prudentes y supervisión suficiente", indica Atwood.

"Valoramos nuestra reputación y estamos comprometidos con los estándares éticos de conducta más altos. Nuestros inver-sionistas, clientes y colegas no merecen menos", señaló Johnson, el ejecutivo de Hines.

El Sistema de Jubilación de Empleados Públicos de California, más conocido como Calpers, fue uno de los primeros socios de inversión de Hines en Brasil. Un portavoz del fondo de pensiones, que gestiona alrededor de US$296.000 millones, dijo que estaban "monitoreando la situación".

El Sistema de Jubilación de Maestros de Texas es otro de los fondos de pensiones gigantescos que ha invertido con Hines en Brasil. Un vocero de la entidad aseveró que sus inversiones en Hines no forman parte de las "presuntas acusaciones".

Fundada en 1957 por Gerald Hines, la empresa de Houston se ha convertido en uno de los desarrolladores y administradores de bienes raíces más destacados del mundo.

La firma no cotiza en bolsa y gestiona cerca de US$87.000 millones en activos y está presente en 199 ciudades en todo el mundo. La empresa ha trabajado con arquitectos famosos como Frank Gehry y I.M. Pei.

Hines incursionó en Brasil cuando Munro, un experimentado administrador de propiedades, abrió la oficina de São Paulo en 1998. La empresa ahora posee o gestiona más de 40 propiedades en Brasil y tiene como inquilinos a filiales de multinacionales como KPMG LLP, Nestlé SA y Sony Corp.

Calpers se sumó un par de años más tarde con una inversión de casi US$100 millones en un fondo de Hines dedicado al desarrollo y la gestión de torres de oficinas, edificios residenciales y depósitos en el país sudamericano. Ese fondo generó retornos anuales netos de 36,8% para Calpers, impulsado por el auge de la economía brasileña y la apreciación del real. El fondo cerró en 2011.

Al año siguiente, Calpers invirtió en un segundo fondo inmobiliario de Hines en Brasil, que generó retornos sólidos en un comienzo, pero que recientemente ha tropezado a medida que la economía del país pierde bríos y el real se deprecia ante el dólar. El rendimiento anual de cinco años hasta marzo fue de 20%, según el sitio web de Calpers. No obstante, en los 12 meses terminados en marzo de este año el fondo perdió 4,6% .

Hines no ha mostrado ninguna señal de que piense retirarse de Brasil. La compañía ha contratado a una firma de búsqueda de ejecutivos para que encuentre un nuevo jefe de sus operaciones en el país. La salida de Munro fue informada primero en la publicación inmobiliaria PERE.

"Tenemos una cartera de desarrollo y gestión de propiedades robusta y esperamos continuar ofreciendo servicios y productos de calidad superior a los inversionistas y a los clientes", dijo un portavoz de Hines.

—Di Pinheiro contribuyó a este artículo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.