India, la tecnología y un reto de 1.200 millones de personas