La AFIP intensificó la presión a los productores de soja

El organismo aumentó las inspecciones para controlar los stocks, con el objetivo de acelerar su venta
Paula Montoya
(0)
9 de febrero de 2013  

Los inspectores de la AFIP intensificaron ayer las inspecciones en campos, oficinas y centros de acopio, en una cruzada por cuantificar y controlar los remanentes de soja sin vender. Todo, con el objeto de forzar su liquidación e inyectar dólares en el sistema por medio del cobro de retenciones, en un intento por frenar la escalada en la cotización de la divisa.

Mediante un comunicado, el Comité de Acción Gremial de Federación Agraria Argentina denunció anteayer que "el gobierno nacional persigue, una vez más, a los productores, enviándoles a la AFIP a que controle existencias de soja, con un operativo de apriete inexplicable. Como es habitual en el kirchnerismo, se ve al sector agropecuario como salvavidas cuando se le complica la caja, cosa que les preocupa en un año electoral; al tiempo que siguen dándoles la espalda sistemáticamente a todos nuestros reclamos y pedidos".

Según comentó a la nacion Julio Currás, vicepresidente primero de la Comisión Nacional de la Federación Agraria Argentina (FAA), los operativos se intensificaron ayer y se han extendido a distintos lugares de la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos.

"Muchos productores han recibido las visitas de los inspectores de la AFIP. Piden que declaren la cantidad de granos de soja en su poder. Hay casos en que lo han hecho de una forma agresiva y amenazante. Piden diligenciar formularios y entregarlos en 48 horas bajo amenaza de perder el registro de operador de agricultores", explicó Currás.

Hay casos, sin embargo, en que los mismos inspectores están desconcertados con el operativo: "Ayer [por anteayer] recibimos intimaciones para que dentro de las 48 horas informáramos a la AFIP, a través de la página web, las existencias de soja al 31 de enero de este año. Mi mujer atendió personalmente a una abogada de la AFIP, quien le comentó que en Rosario sacaron a todos los inspectores a la calle para entregar intimaciones. Ella misma le trasmitió su preocupación por este proceder", informó un productor de la provincia de Buenos Aires.

En una de las inspecciones se filtró que la AFIP tiene en su poder 1090 intimaciones para realizar en las próximas 48 horas.

"Es inédito que la AFIP haga esta solicitud en enero. Generalmente, esta información se registra en diciembre, al cierre del año fiscal. Hoy he tenido una avalancha de pedidos de clientes que solicitan confirmar cuánto tengo de remanente. Piden detallar el lugar en donde tienen stock. Si no lo tienen en acopios, exigen los puntos de referencia para hacer rastreos satelitales", dijo el responsable comercial de una firma de granos.

Alicia, una productora de Entre Ríos, recibió hoy en su domicilio a la inspectora: "Vienen a nuestras casas a intimarnos. Es una violación a la propiedad privada. Están buscando que vendamos remanentes de soja, que en muchos casos son un stock que ya está vendido y que no nos pertenece. Ya somos varios los que nos hemos acercado a la Sociedad Rural para expresar nuestra preocupación".

En diálogo con la nacion, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, repudió ayer el operativo del AFIP: "Vemos con gran preocupación que el Gobierno se gaste a cuenta una cosecha que todavía no se cuantifica. No pueden obligar a los productores a vender por medio de aprietes y actos intimidatorios", declaró. El dirigente expresó que la respuesta del campo se analizará en la asamblea que la mesa de enlace nacional encabezará el próximo viernes en Pehuajó, provincia de Buenos Aires.

Currás, de la FAA, aclaró que mucho del stock en manos de los productores ya había sido vendido. "Hay lugares afectados por las inundaciones en los que ha sido imposible sacar la soja. También hay remanentes que el productor guarda como atesoramiento para salvaguardarse de la inflación. Sería ideal que el Gobierno actuara y fuera tan eficiente para atender las necesidades del campo como lo ha hecho en este operativo persecutorio", dijo.

La pelea rural

La AFIP lanzó un fuerte operativo sobre los productores

Luis Etchevehere / Presidente de la rural

  • "No nos van a amedrentar; no nos pueden obligar a vender"
  • "Venimos de años muy malos de sequía e inflación. Vemos con gran preocupación que el Gobierno se gaste a cuenta una cosecha que aún no se cuantifica"
  • "El momento de vender lo decide el productor. Es él quien tiene el mejor criterio para determinar las condiciones del mercado que le favorecen"
  • "Para los productores, conservar los remanentes de la soja es la forma de protegerse ante la inflación local y los mayores costos"
  • Ricardo Echegaray / titular de la AFIP

  • Echegaray obliga a declarar las existencias de soja
  • El ente recaudador lanzó un operativo que busca detectar stocks de soja acopiados por productores rurales. Quiere que el campo liquide esas existencias para obtener dólares provenientes de las exportaciones (mediante retenciones y liquidación de ventas al exterior)
  • Amenazó a los productores con quitarles registros oficiales necesarios para operar si no dan respuesta a sus requerimientos
  • Tiene 1090 intimaciones en carpeta para realizar en los próximos días
  • Miércoles

  • La AFIP lanzó operativos sobre los principales campos de la provincia de Buenos Aires
  • Jueves

  • Las sociedades rurales se enteraron y repudiaron el procedimiento
  • Viernes

  • Se intensificaron los controles de la AFIP, que amenaza con más intimaciones
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.