La batalla legal de Vila-Manzano para quedarse con Radio Rivadavia

José Luis Manzano, accionista y directivo de Grupo Uno
José Luis Manzano, accionista y directivo de Grupo Uno Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Grupo Uno disputa con los dueños de la radio en la Justicia Nacional un contrato de hace 14 años por el cual ya pagaron 3 millones de dólares
Juan Pablo De Santis
(0)
13 de agosto de 2012  • 18:19

En voz baja, lejos de los ribetes policiales que tomó el enfrentamiento por Cablevisión, el Grupo Uno, el conglomerado de medios de Daniel Vila y José Luis Manzano , libra una batalla legal para quedar con Radio Rivadavia.

La disputa está en la Justicia nacional en lo comercial, aunque comenzó hace 14 años. El 29 de septiembre de 1998, Uno Multimedios y Grupo Uno SA firmaron un contrato para adquirir Radio Emisora Cultural SA, la firma dueña de AM 630 y FM 103.1, y entregaron a Luis Cetrá y Jorge Tassara –parte vendedora– un adelanto de 3 millones de dólares.

Por entonces no hubo acuerdo en el precio final de venta y Cetrá-Tasarra terminaron rescindiendo el contrato al argumentar que la tasación no se realizó en tiempo y forma. Y la seña pagada se tomó como compensación.

El binomio Vila-Manzano llevó el contrato al Tribunal de Arbitraje de la Bolsa de Comercio porteña, donde ambos habían pactado resolver las controversias contractuales. Allí el 29 de septiembre de 2009 declaró "vigente" el contrato de compra de las acciones de Rivadavia.

"Los 3 millones de dólares que se pagaron son más de lo que vale la radio, si se le descuentan los pasivos que tiene", afirmaron desde los despachos del tercer piso del canal América TV, donde funciona uno de los búnker legales del binomio Vila-Manzano. La contra-respuesta, en boca de Eugenia Cetrá, directora de Rivadavia, fue: "si el contrato continúa se debe hacer una auditoría con el precio a pagar en el años ‘98".

Rivadavia con interventor

El caso ahora se tramita en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N° 3, secretaría 5. El juez a cargo, Jorge Sicoli, emitió el 3 de mayo pasado una medida cautelar que designó a un interventor veedor por cuatro meses para informar sobre la situación de Rivadavia. La causa se convirtió en una maraña legal.

El veedor llegó a la radio y requirió documentación contable actual, que le fue negada por los dueños de Rivadavia al considerar que así "el juez estaría otorgando a Vila-Manzano calidad de accionistas". Cetrá terminó por recusar a Sicoli y plantearle una denuncia penal aduciendo "abuso de autoridad". La sala D de la Cámara de Apelaciones rechazó el planteo de recusación, pero la denuncia sigue en trámite.

Licencias y el Grupo Szpolski-Garfunkel

Este proceso legal está informado ante la Autoridad Federal de Servicios Audiovisuales (AFSCA). En el hipotético caso de que la justicia terminara favoreciendo a Vila-Manzano, al incorporar las dos licencias quedaría excedido respecto a los topes que plantea la Ley de Servicios Audiovisuales. En el área de metropolitana, Grupo Uno ya posee Radio La Red (AM 910).

¿Qué harían los empresarios mendocinos si heredaran dos licencias más? "Se verá", respondieron a secas. Una posibilidad es la venta o adecuación, aunque, en cualquier caso la AFSCA deberá dar el visto bueno.

Una pista adicional: el 12 de abril pasado, Agustín Vila (hijo de Daniel) y el abogado de Supercanal, Eduardo Vila, constituyeron ADVSPS SA, según consta en el Boletín Oficial de Mendoza. Esta reciente sociedad tiene como actividad principal "Producción y Distribución por Televisión", según declararon ante la AFIP, y no tiene problemas con la cantidad de licencias que estipula la ley.

Por último, Grupo Uno acusa a Rivadavia su "subalquilar" (una actividad prohibida por la ley) la licencia de FM 103.1 al Grupo Szpolski-Garfunkel para que allí funcione Radio Vorterix, emprendimiento que ofrece como cara visible a Mario Pergolini.

Desde Rivadavia dicen que no. "Con Szpolski-Garfunkel hay sólo un contrato de explotación artística para la frecuencia 103.1, que no fue vendida ni alquilada", respondió Eugenia Cetrá ante una consulta de este medio.

No obstante, hay un punto en común. Los dos actores dicen que seguirán esta batalla legal hasta que haya un fallo firme: todavía falta un pronunciamiento definitivo del juzgado de primera instancia y, en caso de apelación, también de la Cámara.

Queda claro. No todas las batallas de Grupo Uno son contra Clarín.

Medida cautelar

Facsímil de la resolución tomada por el juez Sicoli.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.