La combinación entre Glencore y Xstrata sigue bajo amenaza