La economía de Uruguay muestra estancamiento y complica las chances del gobierno para las legislativas

El PBI se contrajo 0,2% interanual en el primer trimestre del año y acumula cuatro trimestres sin tasas positivas; piden incentivar la obra pública
El PBI se contrajo 0,2% interanual en el primer trimestre del año y acumula cuatro trimestres sin tasas positivas; piden incentivar la obra pública Fuente: Archivo
Nelson Fernández
(0)
19 de junio de 2019  

MONTEVIDEO.- La economía uruguaya frenó su histórico crecimiento económico, con un estancamiento que se traduce en malestar popular por el desempleo y la pérdida de poder adquisitivo de las familias, justo en medio de la campaña electoral y menos de dos semanas antes de las elecciones primarias.

El Banco Central del Uruguay (BCU) informó ayer que el producto bruto interno (PBI) del primer trimestre de este año reflejó una caída del 0,2% respecto de igual trimestre del año pasado. La comparación desestacionalizada con el cuarto trimestre de 2018 muestra que la economía se mantuvo sin variaciones, lo que marca cuatro trimestres seguidos sin tasas positivas (incluso un par de ellos con leve baja).

El ministro de Economía, Danilo Astori, lamentó los datos y dijo que habrá que trabajar para acelerar planes de inversión. Hacia las elecciones legislativas del 27 de octubre, el mal dato es un golpe al discurso del oficialista Frente Amplio, que mostraba con orgullo el indicador siempre positivo de la economía durante su gestión de gobierno, iniciada en 2005.

Hay varios indicadores que muestran que desde fines de 2014 la economía se desaceleró y el empleo comenzó a bajar. La última encuesta de Equipos Consultores, de mayo, muestra que solo un 17% de los uruguayos dicen que la situación de la economía es buena.

Pero aun con tasas de crecimiento bajas el gobierno de Tabaré Vázquez destacaba eso como un logro, al comparar la situación con la de la Argentina o Brasil.

La recesión argentina golpeó el verano pasado, con un desplome de turistas en las playas uruguayas, pero también hubo bajas en otros sectores productivos. Por el lado de la demanda, bajó el consumo de las familias, la inversión privada y las exportaciones.

El gobierno no ha variado sus proyecciones de leve crecimiento para el promedio anual, pero hay varios datos posteriores al conocido ahora que indican que hay señales negativas también en abril. La producción industrial de ese mes fue apenas 0,4% superior que un año atrás, y tomando el primer cuatrimestre da una caída de 1,7% respecto a enero-abril 2018. El personal ocupado en el sector manufacturero dio una caída interanual de 4,5% en abril y de 4,8% en el primer cuatrimestre.

La tasa de desempleo total, que había bajado a niveles de 5% en medio del auge económico de años anteriores, ya había cerrado 2018 en 8,3% y este año ha tenido cierto repunte, aunque luego fue amortiguado.

Pero ha aumentado la cantidad de gente con subempleo o lo que se considera "desalentados" porque luego de buscar trabajo y no encontrarlo durante mucho tiempo abandonaron la búsqueda.

Otro dato de consumo durable como la venta de autos 0 kilómetro en mayo dio caída interanual de 13% y en lo que va del año la baja llega a 19%.

En tanto, el ingreso familiar sigue mostrando una pérdida del poder de compra. En términos reales, había mostrado una baja de 1,4% en 2018 y en el primer trimestre de este año la pérdida llegó al 2,4%. En abril se registró otra baja real de 0,6%.

El gobierno tiene un plan de obras importantes en rutas, infraestructura educativa y la línea de ferrocarril central que sacará la producción de celulosa del centro del país hasta el puerto de Montevideo, si se concreta la inversión de UPM (ex-Botnia) para una tercera megafábrica del rubro en el país. Pero todo eso se ha demorado y la construcción sigue en recesión.

En tanto, mientras en el partido de gobierno inquieta el impacto de la economía en la decisión de los votantes, algunos sectores del Frente Amplio pretenden que el Ministerio de Economía inyecte recursos para dinamizar el mercado interno. Pero para ello hay restricciones financieras, porque el déficit fiscal volvió a subir y en los doce meses cerrados en abril ascendió a 4,8% del PBI.

En una elección compleja para la izquierda uruguaya, con bajo nivel de aprobación de gobierno, el dato del PBI trimestral alimenta el discurso de la oposición sobre la necesidad de reactivar la inversión privada.

Una economía en problemas

-1,7%

Caída industrial

Es la baja que sufrió la producción fabril en el primer cuatrimestre de este año respecto del mismo período de 2018. El empleo industrial cayó 4,8%.

-2,4%

Poder adquisitivo

Es la pérdida real del poder de compra del ingreso familiar en el primer trimestre de 2019 respecto de un año atrás. En abril se registró otra baja real de 0,6%.

17%

Optimistas

Es la proporción de la población que aún dice que la situación económica es buena, según una encuesta de Equipos Consultores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.