La Fed da un voto de confianza a EE.UU. y empieza a reducir la compra de bonos