La inversión en líneas de producción llegó a los US$ 1200 millones en 2017

Fuente: Reuters
Martín Kanenguiser
(0)
19 de enero de 2018  • 14:37

La inversión en líneas de producción nuevas y usadas llegó a unos 1200 millones de dólares en 2017, con especial énfasis en la producción de alimentos, autos, generación de energía y la construcción.

En particular, se llevaron a cabo 189 proyectos –incluyendo a Cervecerías Quilmes y a la automotriz Nissan- por US$ 1201 millones, que generaron 4926 empleos; de las 132 empresas que utilizaron el régimen, el 57% son Pyme.

Según los datos de la Secretaría de Comercio que conduce Miguel Braun , el año pasado se incrementaron en un 250% las presentaciones de proyectos de esta iniciativa, que consiste en un régimen de importación de bienes de capital para líneas de producción con beneficios arancelarios para las industrias.

Braun dijo a LA NACION que "la importación de bienes de capital creció el 55% en 2017 y el próximo paso es que estos regímenes sean completamente sencillos para utilizar, porque, además, implican traer maquinaria que no se produce en el país".

"La expectativa para el sector industrial para este año es buena por la recuperación industrial, pero el reacomodamiento es gradual. La mejora en el tipo de cambio ayuda a la balanza comercial, aunque habrá déficit por varios años mientras mejora la competitividad sistémica. De todos modos, creo que el déficit comercial este año será menos que en 2017", explicó Braun.

El régimen se basa en la resolución 256/2000 del Ministerio de Economía y el decreto 1174/2016.

El sistema le permite a las empresas equiparse con líneas de producción con aranceles bonificados para producir más y generar empleo; para las líneas nuevas se debe incluir al menos un 20% del valor en bienes o productos de fabricación nacional y para líneas usadas, un 30%.

En Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe se concentraron el 80% de las empresas que utilizaron el régimen.

Si se observa el detalle en términos sectoriales, la producción de alimentos, autos y autopartes, la generación de energía y la construcción son los que más utilizaron este beneficio.

En Comercio destacaron que el trámite inicial tardaba seis meses pero en 2017 se redujo a dos semanas. Además, para la aprobación final, en algunos casos debían esperar hasta 10 años y el plazo se redujo a 3 o 4 meses.

Entre los proyectos que se concretaron en 2017, se destacaron el de la Cervecería y Maltería Quilmes, que consistió en la ampliación de la capacidad de Planta Pompeya para la producción y elaboración de bebida isotónica Gatorade.

En el caso de Nissan Argentina, se trató de una línea para ensamblar para la producción de pick ups.

También hubo proyectos con los Laboratorios Casasco, para la expansión de la línea de producción de comprimidos recubierto; Cagnoli, para la elaboración de embutidos; y Visuar, para el desarrollo de la fábrica de heladeras de la Marca Samsung en el parque industrial Cañuelas.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.