La investigación a la FIFA se amplía a la televisión y los patrocinadores

Aruna Viswanatha
Joe Flint
Christopher M. Mathews
(0)
18 de abril de 2016  

Nike sería una de las empresas investigadas por su acuerdo de US$160 millones por 10 años con la selección brasileña
Nike sería una de las empresas investigadas por su acuerdo de US$160 millones por 10 años con la selección brasileña Fuente: AFP - Crédito: Getty Images

Una extensa investigación de las autoridades estadounidenses sobre el fútbol internacional ha volcado su mirada al papel que los auspiciadores multinacionales, los medios que transmiten los eventos y los bancos pueden haber jugado para facilitar presuntos actos de corrupción, indicaron fuentes cercanas.

En algunas instancias los fiscales federales investigan a las propias empresas para determinar si cometieron irregularidades, añadieron estas personas. En otros casos, no está claro si las compañías están en el centro de la pesquisa o si los fiscales sólo quieren obtener su colaboración.

Por Christopher M. Mathews, Aruna Viswanatha y Joe Flint

Aunque las autoridades estadounidenses esperan alcanzar acuerdos extrajudiciales con algunas compañías, posiblemente dentro de los próximos 12 meses, los avances han sido más modestos de lo previsto en parte porque las investigaciones involucran a más de una decena de países y estructuras corporativas poco transparentes, añaden las fuentes.

El escrutinio ha provocado que al menos 11 multinacionales y bancos hayan encargado investigaciones internas que pueden costar millones de dólares. Las pesquisas examinan sus relaciones con personas y entidades acusadas por el gobierno estadounidense de participar en una red de sobornos de US$200 millones orientada a obtener los derechos de transmisión y patrocinio de lucrativos torneos de fútbol, señalan los fiscales.

Entre las empresas que realizan investigaciones internas figuran Nike Inc., DirecTV, del grupo de telecomunicaciones AT&T Inc., 21st Century Fox Inc., KPMG LLP, Citibank, HSBC Holdings PLC, Standard Chartered PLC, Credit Suisse Group AG, UBS Group AG, J.P. Morgan Chase & Co. y Julius Baer Group AG, según documentos públicos y fuentes cercanas.

Las acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos se habían centrado, hasta ahora, en dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), el ente rector del deporte, y sus afiliadas regionales. Los fiscales dicen que representantes del organismo aceptaron sobornos de ejecutivos de compañías de marketing deportivo a cambio de los derechos de licenciamiento de torneos como las rondas clasificatorias para la Copa del Mundo.

De las 42 personas que han sido acusadas públicamente, 17 se han declarado culpables.

El enfoque de la investigación de las autoridades estadounidenses ahora se ha volcado a las relaciones entre las firmas de marketing deportivo y las empresas a las cuales les vendieron los derechos de transmisión y patrocinio, agregaron las fuentes. La oficina de la fiscalía general en Brooklyn cuenta con la ayuda del Departamento de Justicia, en Washington, y más de una decena de fiscales.

Las autoridades estadounidenses también están obteniendo información de las autoridades panameñas, que han estudiado los llamados Panama Papers, documentos filtrados de una firma de abogados panameña especializada en incorporar empresas en lugares donde no tienen que proveer información acerca de sus verdaderos dueños. Los fiscales estadounidenses esperan que tales documentos ofrezcan información detallada sobre los flujos de dinero y las entidades que participaban en la presunta red de sobornos, señalaron dos personas al tanto de la situación.

Los fiscales investigan dos afiliadas de DirecTV y Fox que adquirieron los derechos de transmisión de campeonatos de fútbol, dijeron fuentes al tanto.

DirecTV posee una participación minoritaria en la empresa argentina de marketing deportivo Torneos y Competencias, cuyo presidente se declaró culpable el año pasado de pagar sobornos para conseguir derechos de transmisión de torneos. Los fiscales acusaron en diciembre a ejecutivos "afiliados" con T&T Sports Marketing Ltd., registrada en las Islas Caimán, de ha-ber sobornado a más de una decena de dirigentes por los derechos de competencias. T&T aparecía registrada como una subsidiaria de Fox hasta el año pasado, según documentos regulatorios. Ni Torneos ni T&T pudieron ser contactadas para obtener sus comentarios.

Portavoces de DirecTV y Fox han señalado previamente que no ejercieron control sobre las filiales. DirecTV indicó que colabora con las autoridades, quienes le informaron que ni la empresa ni sus empleados son blancos de la investigación. Fox aseveró que ha revisado el tema en forma permanente y que ha sido cuidadosa que los derechos de transmisión de torneos de fútbol hayan sido obtenidos de manera apropiada. (Fox y News Corp, la dueña de The Wall Street Journal, fueron parte de la misma empresa hasta mediados de 2013).

Para acusar a un medio o un patrocinador, los fiscales tendrían que demostrar que sabía que estaba pagando de más por los contratos debido a los sobornos incluidos. Es difícil de demostrar, dicen algunas fuentes, porque hay pocas comparaciones para evaluar el valor de los contratos de los grandes torneos del fútbol profesional.

Una portavoz de la fiscalía estadounidense en Brooklyn, que encabeza la investigación, no quiso referirse al tema.

Los fiscales también examinan algunas de las mayores instituciones financieras del mundo para determinar si los bancos de-bieran haber hecho sonar las alarmas acerca de los flujos de fondos vinculados con presuntas actividades de corrupción en la FIFA. Más de media decena de bancos han iniciado pesquisas internas y están en proceso de entregar a las autoridades miles de documentos, añadieron las fuentes.

Aunque los fiscales han hallado millones de dólares en fondos con posibles conexiones a la red de corrupción, han tenido problemas para encontrar evidencia de que los bancos violaron a sabiendas las leyes contra el lavado de dinero, señalan varias fuentes cercanas. Los bancos han sostenido que muchas de las transacciones tenían que ver con empresarios de prestigio que no tenían vínculos públicos con acusaciones de corrupción.

La Asociación de Fútbol Argentino, cuyos derechos de transmisión por televisión han sido controlados por el gobierno desde 2009, realizó operaciones relacionadas con la presunta red de sobornos a través de las sucursales en Nueva York de "entidades financieras grandes y regionales, estadounidenses y extranjeras", según los documentos de formulación de cargos.

Según los registros bancarios que han sido entregados a los investigadores y a los que tuvo acceso The Wall Street Journal, HSBC, Citibank y Credit Suisse gestionaron millones de dólares en transacciones de Torneos entre 2011 y 2013. Torneos tenía cuentas en Credit Suisse, donde recibía decenas de millones en pagos del gobierno argentino. HSBC y Citibank fueron contrapartes de transacciones en las que estuvo involucrada Torneos. HSBC dijo que recibió preguntas del Departamento de Justicia y coopera con la investigación. Los otros bancos que realizan investigaciones internas no quisieron comentar al respecto.

Nike ha estado investigando las acusaciones de corrupción en torno a su acuerdo de US$160 millones para patrocinar durante 10 años la selección brasileña de fútbol, que fue analizado en términos muy poco disimulados en la acusación formal de 161 páginas que presentó el Departamento de Justicia estadounidense.

El documento describe una multinacional estadounidense de indumentaria deportiva que alcanzó un acuerdo para patrocinar la federación brasileña de fútbol, y luego hizo un pacto por separado con un intermediario de una firma de marketing deportivo, que supuestamente utilizó fondos provistos por la empresa para realizar sobornos. Fuentes cercanas confirmaron que se trata de Nike y que los fiscales investigan si alguno de los empleados de la compañía infringió la ley. Ni Nike ni ninguno de sus trabajadores han sido acusados de cometer irregularidades.

Nike dijo que colabora con las autoridades y que no hay ninguna acusación de que uno de sus empleados haya participado en una actividad ilícita.

Mientras tanto, la empresa de auditoría KPMG ha estado investigando las auditorías a la FIFA realizadas por su filial suiza, según ha confirmado la propia compañía. KPMG había auditado los estados financieros de la FIFA desde 2009 así como los de algunas de sus asociaciones regionales.

Sara Germano y Matthew Futterman contribuyeron a este artículo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.