Lagarde renunció como jefa del FMI y se inicia la carrera por su sucesión

La elección será tratada en la reunión de ministros del G-7, esta semana; el jefe del Banco Central inglés es candidato
Lesley Wroughton
(0)
17 de julio de 2019  

WASHINGTON.- La jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde , presentó su renuncia al prestamista global de las crisis el martes, afirmando que tiene más claridad sobre su nominación para conducir el Banco Central Europeo, al aprobarla los legisladores europeos como nueva jefa burocrática. Lagarde dijo en una declaración que su renuncia se hará efectiva el 12 de septiembre, lo que da la señal de inicio de la búsqueda de su sucesor, que es probable que sea otro europeo.

"Teniendo mayor claridad respecto del proceso de mi nominación como presidenta del BCE y el tiempo que llevará, tomé esta decisión considerando lo que es mejor para el Fondo", dijo Lagarde en una declaración. Dijo que su renuncia agilizaría la selección del próximo jefe del FMI.

Se piensa que la sucesión en el FMI será un tema importante de discusión entre los ministros de Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales del G-7, que se reunirán hoy y mañana en Chantilly, Francia, cerca de París, en medio de preocupaciones de que la desaceleración del crecimiento global y los conflictos comerciales presionarán sobre economías vulnerables.

La renuncia de Lagarde se produce dos semanas después de su nominación, el 2 de julio, para la jefatura del BCE. Distintas fuentes declararon a Reuters que Lagarde no renunció inmediatamente al FMI debido a la incertidumbre respecto de si el nuevo Parlamento Europeo le daría su aprobación, así como a los nominados para otros cargos de liderazgo europeos. Su nominación fue parte de un paquete de altos funcionarios acordados por los gobiernos de la UE, incluyendo a la ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, que enfrentó oposición de los partidos verdes a su nombramiento como presidenta de la Comisión Europea. Von der Leyen fue aprobada ayer por el voto del Parlamento Europeo por 383 votos contra 327.

Desde su creación, al final de la Segunda Guerra Mundial, el FMI ha sido encabezado por un europeo, mientras que su institución hermana, el Banco Mundial, ha sido dirigida por un estadounidense. Analistas dicen que el "duopolio" probablemente continúe, luego de que el nominado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, David Malpass, fuera aprobado en abril para conducir el Banco Mundial.

En el marco de la reunión del G-7, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, considerado uno de los candidatos con más posibilidades de reemplazar a Lagarde, tiene agendada una reunión con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, que tiene mucha influencia sobre la conducción del FMI. Estados Unidos tiene poder de veto efectivo sobre las principales decisiones del Fondo, con una participación del 16,52% que respalda su voto.

Aunque Carney, de 54 años, es un economista canadiense, tiene pasaporte irlandés y británico y conduce el banco central de Gran Bretaña desde 2013 y ha presidido la Dirección de Estabilidad Financiera, un ente internacional, por siete años.

Entre los postulados se incluye también el gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, así como Benoti Coeure, miembro del directorio ejecutivo del BCE.

Se considera que Kristalina Georgieva, una búlgara que es actualmente CEO del Banco Mundial, tiene posibilidades menores de ser nominada, según fuentes del FMI.

Dos fuentes del directorio del FMI dijeron que había preocupación entre algunos países miembros del Fondo de que la conducción del mismo pudiera quedar en el limbo debido al largo proceso de confirmación del BCE y que era mejor que ella renunciara para acelerar el proceso de sucesión.

Exministra de Finanzas de su país, Lagarde fue la primera mujer en dirigir el FMI y era conocida entre sus pares como una dura negociadora. Fue propagandista incansable de los beneficios del comercio, el crecimiento global, que beneficia a los pobres y la clase media, y el empoderamiento de las mujeres.

Si es aprobada, Lagarde reemplazaría a Mario Draghi como presidenta del BCE el 31 de octubre. Aunque su confirmación puede ser un proceso prolongado, probablemente sea en gran medida una formalidad dado que los mayores estados miembros de la eurozona -Alemania, Francia e Italia- están de acuerdo.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.