Las mujeres avanzan en la cima de las empresas

Joann S. Lublin
(0)
13 de noviembre de 2014  

Durante los descansos en las las reuniones de la junta directiva de Avon Products Inc., las mujeres utilizan un baño exclusivo para ellas adyacente a la sala. Los hombres deben caminar hasta el otro lado del piso para altos ejecutivos en la sede de la empresa en Manhattan.

Aunque no fue intencional, la ubicación de los baños dice mucho sobre la junta de la empresa de cosméticos: las mujeres son las que mandan. Con la presidenta ejecutiva, Sheri McCoy, a la cabeza, ellas ocupan siete de los 11 asientos en el directorio.

Avon es inusual pero no única. Muchas compañías estadounidenses dirigidas por mujeres cuentan con muchas directoras, un punto positivo en medio del lento progreso hacia la diversidad de género en las juntas.

Cerca de 54% de las 67 empresas en el Índice Compuesto Standard & Poor’s 1500 con una presidenta ejecutiva tiene por lo menos tres mujeres en su junta directiva. Se trata de una proporción mucho mayor que en las firmas lideradas por hombres, de las cuales apenas 15,5% tienen un mínimo de tres directoras, según un estudio realizado para The Wall Street Journal por analistas de MSCI Inc. Las mujeres conforman 15,8% de los directorios del S&P 1500, frente a 12,5% en 2009. Sin embargo, sólo seis de todas las juntas del S&P 1500, o menos de 1%, tienen una mayoría de mujeres.

Las tácticas que utilizan las mujeres líderes para aumentar su presencia en los directorios ofrecen una guía para otros pre-sidentes ejecutivos. Varias altas ejecutivas dicen que juegan un rol activo a la hora de buscar integrantes mujeres, insisten en puestos sólo para féminas o consideran candidatos menos convencionales. General Motors Co., DuPont Co., Hewlett- Packard Co., International Business Machines Corp., PepsiCo Inc. y Xerox Corp. son algunas de las principales empresas lideradas por mujeres con tres o más miembros femeninos en sus juntas directivas.

"Es la hora de apostar por las mujeres", dice Gracia C. Martore, presidenta ejecutiva de la empresa de medios Gannett Co., que en julio nombró a su cuarta mujer al directorio.

Grandes firmas con tres o más directoras lograron resultados financieros considerablemente mejores que aquellas sin ninguna mujer entre 2004 y 2008, según un estudio de 2011 de Catalyst, un grupo de investigación sin fines de lucro. Recientes estudios alemanes y australianos también notaron un impacto financiero positivo de las juntas con diversidad de género.

En comparación con muchos de sus pares masculinos, "las presidentas ejecutivas son más apasionadas sobre la inclusión de más mujeres en las juntas", así que asumen riesgos con personas de gran potencial, señala Kim Van Der Zon, jefa del depar-tamento a cargo de directorios de EE.UU. en la firma de búsqueda de ejecutivos Egon Zehnder.

Algunas juntas prefieren mujeres que han sido antes presidentas ejecutivas o directoras financieras. Pero "hay una cantidad limitada", dice Martore, de Gannett. Las ejecutivas con esa experiencia representan 18% de los directores de su tipo en las empresas de la lista Fortune 500 nombrados el año pasado, según un informe de Heidrick & Struggles International Inc.

Algunas personas que promueven el aumento de las mujeres en los directorios claman por un cambio más rápido del que pueden adoptar las empresas. Numerosas juntas recientemente redujeron su tamaño o elevaron su edad de jubilación, lo que reduce la necesidad de sangre fresca.

Tampoco es que todas las jefas estén en campaña a favor de la diversidad de género en las juntas. Sally J. Smith, presidenta ejecutiva de la cadena de restaurantes Buffalo Wild Wings Inc. desde 1996, es la única mujer en su directorio de siete miem-bros. La junta raramente se renueva, debido a su tamaño pequeño y una edad de jubilación obligatoria de 75 años. Smith recuerda que la última vez que tuvieron una vacante, hace cuatro años, los directores consideraron a una mujer, pero optaron por un hombre que tenía mejores credenciales.

Los presidentes ejecutivos tienen una enorme influencia en las búsquedas de candidatos para sus juntas directivas, que son conducidas oficialmente por los directores independientes. Para empezar, deben sentirse cómodos con el finalista. El presidente ejecutivo y el candidato principal a la junta se llevan mejor cuando tienen química y puntos en común, como género o industria, dicen miembros de juntas.

Por ejemplo, Helen McCluskey, ex presidenta ejecutiva de la empresa de textiles Warnaco Group Inc., congenió rápidamente con McCoy antes de que Avon la seleccionara a mediados de año como la séptima directora de la empresa, afirma una fuente al tanto. "He hecho campaña a favor de las mujeres toda mi vida y me encanta la categoría de cosméticos", le dijo McCluskey a la jefa de Avon durante su entrevista, según esta persona.

Las líderes empresariales también notan que rostros femeninos alrededor de una mesa de juntas pueden alterar las interac-ciones formales e informales.

Patti S. Hart, presidenta ejecutiva de International Game Technology, ayudó a contratar a dos directoras desde que asumió el mando de la empresa de equipos de juegos, en 2009. Cree que las mujeres desarrollaron una confianza entre todos los miembros al hablar de sus vidas privadas durante cenas de la junta. "El directorio funciona mejor".

Aun así, a veces los directores no se ponen de acuerdo sobre la temperatura de la sala de juntas. Todas las mujeres "se están congelando", dice Hart. Los hombres usualmente aceptan subir el termostato pero, agrega, "depende de cuánto nos quejemos nosotras".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.