Las pérdidas ligadas a Facebook reducen las ganancias de UBS

Jacob Bunge
Jenny Strasburg
Maarten van Tartwijk
(0)
1 de agosto de 2012  

ZÚRICH—Las réplicas de la salida a bolsa de Facebook Inc. escalaron el martes cuando UBS AG pasó a la ofensiva y acusó al operador bursátil Nasdaq OMX Group Inc. de cometer errores en el procesamiento de transacciones que le costaron al banco suizo la mitad de sus ganancias del segundo trimestre.

UBS, que incurrió en una pérdida superior a los US$356 millones en la operación, indicó que Nasdaq realizó un mal manejo flagrante del debut bursátil de Facebook, que tuvo lugar el 19 de mayo. La entidad iniciará acciones legales para recuperar la totalidad de sus pérdidas.

En total, el banco reportó un descenso de 58% en su ganancia del segundo trimestre a 425 millones de francos suizos (US$433,8 millones) frente a 1.020 millones de francos suizos del mismo período del año previo.

La pérdida de US$356 millones supera con creces los US$62 millones que Nasdaq provisionó para cubrir las pérdidas en las que incurrieron corredores e inversionistas a raíz de los problemas en la salida a bolsa de Facebook.

Un vocero de Nasdaq declinó referirse al caso específico de UBS. Robert Greifeld, presidente ejecutivo de Nasdaq, señaló la semana pasada que la empresa no iba a provisionar más dinero para librar batallas legales.

La salida a bolsa de Facebook, una de las mayores en la historia de Estados Unidos, resultó un desastre después de que problemas de negociación llevaran a Nasdaq a retrasar la apertura. Esto dejó transacciones de acciones valoradas en millones de dólares sin confirmar durante horas.

UBS acabó comprando 40 millones de acciones de Facebook durante la apertura en bolsa, 50 veces más de lo que pretendía, a nombre de clientes que fueron desde la corredora de descuento Charles Schwab Corp. a clientes de la división de gestión de patrimonio del banco. UBS habría vendido estas acciones a una pérdida de entre US$8 o US$ 9 por unidad, indicaron fuentes cercanas.

El exceso de órdenes de compra se habría debido, en parte, a la forma en que UBS programó su sistema de transacciones, que repitieron los pedidos en forma automática durante las primeras y caóticas horas de operación de la acción de Faceboook.

En un tono particularmente duro, UBS responsabilizó al Nasdaq por "múltiples fallas operacionales".

Aún no está claro si UBS entablará una querella, solicitará un arbitraje o buscará otro camino. Tras el fiasco de la salida a bolsa de Facebook, ejecutivos de Nasdaq han señalado que los operadores firman contratos con los clientes que, en su mayor parte, los protegen de demandas.

Las bolsas en EE.UU. parecen estar disfrutando de una fuerte protección legal contra las pérdidas de clientes causadas por problemas en los sistemas del mercado. Es poco probable que Knight Capital Group Inc., que sufrió pérdidas de US$35,4 millones, y Citadel LLC, cuyas pérdidas oscilarían entre US$30 millones y US$35 millones, presenten una demanda contra Nasdaq, según personas al tanto de las operaciones de esas firmas.

Citigroup, que habría perdido en torno a US$20 millones en la operación, aún no ha decidido si emprenderá acciones legales.

El asunto de Facebook fue otro golpe para la alicaída división de banca de inversión de UBS, que reportó una pérdida antes de impuestos de 130 millones de francos suizos para el segundo trimestre frente a una ganancia de 383 millones de francos un año antes. La pérdida ligada a la salida a bolsa de la red social agravó un desempeño ya débil y ayudó a hundir la ganancia del segundo trimestre por debajo de las expectativas de los analistas. Las acciones del banco tambalearon 5,9% en Zúrich, a 10,29 francos.

Al igual que rivales de Europa y EE.UU., UBS se vio perjudicado por una caída en la actividad de negociación así como por la constante volatilidad de los mercados financieros causada por un débil panorama económico y la crisis de deuda en Europa.

Las operaciones de gestión de patrimonio, que atrajeron 13.200 millones de francos suizos en activos nuevos, no consiguieron contrarrestar el declive.

La empresa está reduciendo el tamaño de su división de banca de inversión de cara a un entorno empresarial difícil y a regulaciones más estrictas. UBS ha dicho que esto mejorará sus resultados y le permitirá concentrase más en sus operaciones globales de banca privada.

Pero algunos analistas sugirieron que UBS tiene más trabajo por hacer. El débil desempeño de la banca de inversión plantea "dudas sobre si el valor es para los accionistas", manifestó Rainer Skierka, analista de Bank Sarasin.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.