Mejora con la CAF el acceso al crédito

Fondos para proyectos regionales
(0)
30 de agosto de 2001  

"La Corporación Andina de Fomento es una entidad con identificación latinoamericana, lo que permite que la ayuda que brinda responda a los intereses de América latina", señaló como preámbulo de su charla con LA NACION Enrique García, presidente de la institución a la que la Argentina se incorporó ayer como país extrazona, en un acto efectuado en la Cancillería.

García, ex ministro de Economía de Bolivia y ex funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no ocultó su entusiasmo, pocas horas de sellar el acuerdo, por las posibilidades que le brindará el ingreso a la CAF de la Argentina, el único país de América del Sur que no la integraba hasta ahora.

Creada inicialmente por Bolivia, Colombia, Ecuador Perú y Venezuela, actualmente la componen México, Panamá, Trinidad y Tobago, Jamaica, Brasil, Paraguay y Chile, además de estar avanzado el ingreso de Uruguay.

En el caso de la Argentina, el acuerdo suscripto ayer tiene que ser refrendado por el Congreso, aunque no se esperan dificultades para su aprobación.

"Queremos aplicar en la Argentina el gran potencial que tiene la presencia de la CAF en la región, como lo ha hecho en otros países, especialmente en los proyectos de integración regional, como son los corredores viales bioceánicos, el dragado de la Hidrovía, conexiones eléctricas y gasoductos", sostuvo García.

El agente financiero del gobierno argentino en este convenio será desempeñado por el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), cuyo presidente, Diego Yofre, consideró que el acuerdo suscripto permitirá acceder a una importante fuente de recursos para promover las exportaciones, ya que "la CAF es muy ágil y da financiamiento en condiciones muy competitivas".

-¿Cuál es el aporte que la CAF le puede hacer a la Argentina?

-Tenemos una cartera de unos 6000 millones de dólares y nuestra fortaleza es la capacidad financiera directa o como agente catalizador, ya que nuestros clientes son tanto los gobiernos como las empresas privadas.

Es una institución de gran versatilidad de productos y servicios, ya que ofrecemos préstamos a corto, mediano y largo plazo, toma mos participaciones accionarias, damos garantías para emisiones de bonos gubernamentales y de particulares.

-Con los mercados de capitales internacionales muy remisos a prestar, especialmente a los países emergentes, ¿cómo se arreglan para conseguir fondos?

-Somos el emisor con calificaciones de riesgo más altas en América latina, inclusive mejores que la de los países que nos integran. Tenemos la nota A en Standard & Poors´s, Moody´s y Fitch, lo que nos permite tener un acceso al crédito muy fluido y a tasas de interés bajas, ya que estamos en unos 200 puntos básicos sobre las de los bonos del Tesoro norteamericano.

-El Banco Interamericano de Desarrollo cumple una función en algunos casos similar, ¿qué los diferencia?

-Al BID lo comparten países en desarrollo y también desarrollados, con una relación de negocios, en cambio la CAF es una institución totalmente regional, con lo cual hay un sentido de adaptabilidad mayor a las cambiantes situaciones de la región.

-Y con la banca comercial, ¿cuál es la relación?

-La relación es excelente, ya que en algunos proyectos cofinanciamos, pero hay áreas en las cuales los privados no tienen interés, en cambio sí lo hace el Estado.

-La Argentina, tras el acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional, sigue buscando una ayuda financiera adicional del Banco Mundial y del BID. ¿Qué podría haber hecho en ese sentido la CAF, en el caso de que ya fuera miembro pleno?

-La CAF está en esa línea, como lo ha hecho en el caso de Ecuador. Nosotros podemos hacer llegar nuestra ayuda en forma más rápida e, inclusive, servir de puente para hacer llegar los fondos. La Argentina necesita cumplir todavía con algunas etapas para ser miembro pleno de la institución, y se está trabajando en eso, pero nosotros ya estamos en las gateras para cuando sea necesario.

Vocación integracionalista

  • La incorporación de la Argentina como país extrazona a la Corporación Andina de Fomento (CAF) "corrobora la vocación integracionista del país", afirmó ayer el canciller, Adalberto Rodríguez Giavarini, durante la firma de dos acuerdos con el presidente de esa institución, Enrique García. Por medio del ingreso a esa entidad, la Argentina se beneficiará del acceso directo al financiamiento de proyectos por un monto de hasta 200 millones de dólares.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?