Mercados. Se acentúa la huida del riesgo argentino y los bonos ya rinden 14%

Los operadores están sorprendidos por la capacidad que el país tuvo de desperdiciar la ventana de oportunidad que abrieron los cierres de los canjes para mejorar su valor de mercado
Los operadores están sorprendidos por la capacidad que el país tuvo de desperdiciar la ventana de oportunidad que abrieron los cierres de los canjes para mejorar su valor de mercado Fuente: AP
Javier Blanco
(0)
17 de septiembre de 2020  • 23:21

Las últimas medidas cambiarias desataron una nueva ola de desconfianza hacia el riesgo argentino que terminó por borrar cualquier beneficio de los recientes canjes de deuda en ese aspecto y vuelve a colocar las apuestas de negocios del país como las más osadas que podrían hacer los inversores entre los mercados emergentes.

Por segundo día consecutivo, los nuevos bonos de la deuda registraron hoy caídas que fueron del 3 al 5%, mientras anotaron pérdidas del 4 al 7% las acciones de empresas argentinas que más se operan en la Bolsa de Nueva York.

A eso se agrega que no encuentran piso los papeles de deuda (ON) emitidos por empresas que, dado sus cronogramas de vencimientos, quedaron comprendidas en la obligación de renegociarlas en al menos un 60% que les lanzó sorpresivamente el martes el Banco Central (BCRA).

Ya venían de perder entre 5 y 8 dólares en la rueda previa y cedieron entre 3 y 5 dólares nuevamente ayer, aunque se conoció la primera adhesión a la propuesta de presentar un plan de refinanciamiento: corrió por parte de la energética AES, que confirmó en una nota al mercado que se lo presentará al BCRA antes de fin de mes.

Analistas y operadores coinciden en evaluar quelas medidas afectarán la posible recuperación de la economía y, muy posiblemente, estimulen las expectativas devaluatorias e inflacionarias.

"Todas las miradas se dirigen al mercado de deuda corporativa y el potencial accionar de las empresas afectadas. Hay unos US$1200 millones de vencimientos hasta marzo de 2021, pero un 80% lo concentran cuatro empresas: YPF, Banco Hipotecario, IRSA y Cresud. Incluso la petrolera estatal es paradójicamente el emisor corporativo más afectado con esta normativa, ya que concentra un tercio del total de esos vencimientos", destacó la consultora Delphos Investment.

Las liquidaciones se incrementaron también ayer, lo que colocó la tasa de riesgo argentino muy por encima de los 1200 puntos (cerró en 1236, con un alza del 4,3% en la jornada). El indicador ya sube 14% tras la baja que provocó el rebalanceo del índice por la inclusión de los nuevos bonos, hace apenas una semana.

Los peores del barrio y más allá

Esto es porque la mayoría de estos títulos, que habían debutado con tasas de rendimiento del 11%, que tendían a comprimirse tras la primera rueda formal de operaciones, ya rinden por encima del 14%, lo que significa tres puntos más que los emitidos por Angola o 2,5 más que los que colocó Ecuador tras su reestructuración, país que -vale recordar- se ató con Rafael Correa al corset dolarizador.

"Los bonos en dólares se mostraron muy ofrecidos desde el inicio del día y cerraron con rojos masivos para toda la curva, que pasó a mostrar tasas de entre 13% y 14,5% en promedio", explicó un operador.

"Es inaudito, pero se dilapidó toda credibilidad a una semana de haber cerrado un canje de deuda, un caso único", hizo notar el analista Salvador Di Stefano.

"La valuación de mercado de todos los bancos argentinos que cotizan es hoy de US$4100 millones. En 2017 solo el Grupo Galicia valía US$8000 millones", remarcó Ariel Sbar, de Industrial Valores.

"Las medidas confirman que las importaciones y los giros para pagar deudas comerciales van a tener fuertes trabas de escritorio en adelante. Hay que tener cuidado con las ON en dólares que vencen este año ya que hay posibilidades de una reestructuración", coincidió y recomendó Walter Morales, presidente de Wise, consultora en economía, finanzas y estrategia.

El tobogán al que fueron empujados los activos locales no encuentra freno ya que, pese al cepo extremo que paralizó la demanda minorista (al obligar a los bancos a readaptar nuevamente sus sistemas), el BCRA no consigue sumar reservas.

Los números oficiales confirmaron que vendió US$2850 millones en las últimas 12 semanas y los agentes coinciden en que ayer se habría visto obligado a desprenderse de otros US$40 millones, en una jornada en que se negociaron US$310,18 millones de contado en plaza y el BCRA subió de $75,25 a $75,32 el tipo de cambio mayorista o comercial.

Los restantes valores del dólar, que se definen por operaciones bursátiles, se mostraron algo más calmos. Subió 0,4% el contado con liquidación (CCL), que cerró a $132,4, mientras cayó 1% el dólar MEP, que promedió $126,33, cuando ambos venían de subir más de $5 en la jornada previa. Acoplado a esta tendencia, también se estabilizó el dólar vendedor en el mercado paralelo al cerrar a $142 promedio.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.