La vida en Zoom. Cinco claves para evitar la fatiga de las videoconferencias

Las videollamadas llegaron para quedarse y para lograr una mejor comunicación es clave incentivar la participación de todos los miembros del equipos
Las videollamadas llegaron para quedarse y para lograr una mejor comunicación es clave incentivar la participación de todos los miembros del equipos
Fast Company
(0)
11 de julio de 2020  • 01:18

El festival de South by South West (SXSW) se contó entre los primeros eventos grandes que se cancelaron por la pandemia de Covid-19, pero a medida que pasan los días la lista es cada vez más larga. En los siguientes meses y potencialmente por mucho más tiempo, la inmensa mayoría de las conferencias, comunicaciones y presentaciones serán virtuales.

Conectarse con un público a través de una pantalla es una batalla cuesta arriba.Hace mucho que se disipó el entusiasmo inicial de las horas felices a través del canal virtual. Se ha instalado la fatiga de las videoconferencias.

Para cautivar al público y retener la atención, hay que atraerlos de entrada. Lo primero que hay que tener presente es que más que hablar con un grupo, es que se está hablando para una serie de individuos que están sentados en casa solos con sus computadoras. Tienen infinitas tentaciones y oportunidades para hacer múltiples tareas.

La clave es conectarse con el público desde el comienzo compartiendo una historia relevante y pida su participación. No hay problema si se quiere elegir una historia que es más personal que la que se contaría en un ambiente de trabajo tradicional. Se están cayendo las barreras que separan el trabajo de la vida y hay que saber aprovecharlo

1. Incentivar a la participación

Si el grupo es pequeño lo mejor es hacer una pregunta desde el comienzo y convertir la presentación en una conversación. Una opción es moderar la discusión de la misma manera que se lo haría si se tratara de un encuentro presencial en torno a una mesa.

También es bueno planear preguntas a lo largo de toda la presentación. ¿Qué dudas tienen? ¿Cómo se compara esto con otros enfoques que han conocido? ¿Cómo se vería una solución ideal? ¿Cómo afectaría este enfoque a su departamento y a sus clientes?

Para atraer al público es fundamental proyectar energía apelando a herramientas como la variación vocal y las posturas
Para atraer al público es fundamental proyectar energía apelando a herramientas como la variación vocal y las posturas Fuente: LA NACION

2. Organizar la conversación

Si el público es grande lo mejor es unificar a los miembros del auditorio a través de consultas que puedan contestar "a mano alzada" en respuesta a preguntas por sí o por no y a través del chat.

Es bueno alentar a los participantes a responder a preguntas y hacer comentarios a todo el grupo o qué chateen con un "compañero de conferencia" durante su presentación, tal como lo harían si estuvieran sentados junto a ese colega en el público. Como escribió en el Harvard Business Review Keith Rollag, decano de la escuela de posgrado de negocios del Babson College, tener un colega con quien consultar hace que resulte mucho más fácil hacer preguntas. Antes del evento comprometa a los miembros de su equipo a que actúen como moderadores en el chat y atraigan a otros a la conversación.

3. Proyectar energía

Ante un público en vivo, siempre se siente cierta electricidad en la sala, pero el mundo online no es tan simple. Las principales herramientas para proyectar energía a través de una pantalla son la variación vocal, gestos con las manos, expresiones faciales y posturas.

Se sabe que un orador monótono puede inducir somnolencia y cabeceos. Elevar y bajar la voz, cambiar de tono, acelerar y desacelerar, son grandes maneras para lograr que el público escuche. Siempre hay que tener presente que se le está hablando a un auditorio de individuos, cada uno de los cuales está en su hogar, y no elevar demasiado el volumen.

4. Hablar con las manos

Una opción es grabarse para asegurarse que las manos están diciendo lo que uno cree. Siempre es importante alejarse de la cámara para incluir las manos en la vista. Una buena regla básica es que la cabeza debe ocupar un tercio de la pantalla. Si se está usando un fondo virtual mantener los gestos delante de su cuerpo en vez de a los costados. Esto ayudará a mitigar el efecto de halo digital.

Los especialistas recomiendan mover las manos para lograr una comunicación más efectiva cuando se realiza una videoconferencia
Los especialistas recomiendan mover las manos para lograr una comunicación más efectiva cuando se realiza una videoconferencia

5. Ponerse de pie

Aunque el instinto indica que hay que sentarse frente a la computadora, también puede probarse con hacer la presentación de pie. Como escribió la economista Sylvia Ann Hewlett en su libro anticipatorio Presencia Ejecutiva: "Estar de pie apuntala su confianza en sí mismo y al mismo tiempo le indica a los demás que está prestando atención". Además de mejorar la postura, ponerse de pie para una presentación también ayuda a proyectar energía.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.