El desarrollo de los submercados de Corredor Norte y Polo DOT están cambiando la distribución del negocio inmobiliario de oficinas en Buenos Aires. En los próximos dos años, se espera una expansión de casi el 30% en todo el territorio
El desarrollo de los submercados de Corredor Norte y Polo DOT están cambiando la distribución del negocio inmobiliario de oficinas en Buenos Aires. En los próximos dos años, se espera una expansión de casi el 30% en todo el territorio
(0)
14 de agosto de 2018  • 16:51

Actualmente, el mercado de oficinas de Clase A en Buenos Aires es de 1.367.178 m2. Sin embargo, se espera que en los próximos dos años se incorporen 406.554 m2 rentables, cifra que representa un 30% del stock total. "Se están haciendo edificios de mucha categoría que reestructuran el mercado", asegura Fernando Novoa, director de la empresa de servicios inmobiliarios corporativos, Newmark Grubb BACRE. Hoy, el mercado se concentra -mayormente- en Capital Federal, con un 83% y distribuido en siete submercados, mientras que el restante 17% se distribuye en dos submercados en el norte de Gran Buenos Aires.

Si bien los centros Catalinas-Retiro y Puerto Madero son las locaciones que más metros cuadrados concentran de oficinas clase A (con el 33% y el 23%, respectivamente), el Corredor Norte de la ciudad y el Polo DOT tendrán un crecimiento exponencial en los próximos dos años: cuentan con 90 mil m2 rentables, pero se incorporarán otros 132 mil, es decir un crecimiento del 150%, aproximadamente. Entre los proyectos se destacan el Centro Empresarial Libertador con 60 mil m2 rentables, DOT Z con 29 mil m2 rentables y Blas Parera 31 con 12 mil metros cuadrados.

Newmark presentó su informe sobre oficinas Clase A

01:14
Video

En un informe, Newmark Grubb BACRE identificó cuatro sectores que impulsan la demanda de oficinas clase A: la industria tecnológica y de telecomunicaciones, los servicios financieros (bancos y aseguradoras), los servicios de consultoría y, por último, la industria energética (productores y servicios). Asimismo, Novoa explica que "se destacan tres principales impulsores de la demanda". Entre ellos se encuentra el Fly to quality (empresas que están edificios clase B optan por mudarse a oficinas clase A en busca de mayor eficiencia, mejorar la imagen corporativa y optimizar los layouts);consolidar el portafolio (compañías que tienen otras sedes y optan por unificar todo el espacio en un edificio clase A); y crecimiento (firmas que pasan de ser startups a consolidarse dentro de su rubro). "En todos estos impulsores, se busca atraer y retener el talento", asevera el director de Newmark Grubb BACRE.

Un nuevo midtown porteño

El corredor Libertador, entre La Pampa y Av. General Paz, y el nodo de General Paz y Panamericana concentrarán 220 mil metros cuadrados en los próximos 2 años, considerando los desarrollos en curso. Es por eso que Novoa lo llama "el nuevo midtown porteño". Este nuevo centro concentrará mucha infraestructura e interacción de uso mixtos con el objetivo de atraer a las empresas.

La presencia de estudiantes universitarios, el acceso por transporte público y las estructuras urbanas de usos mixtos -con áreas residenciales de media y alta densidad- consolidará la transformación que el corredor Norte está experimentando en los últimos diez años. Por eso, las empresas de tecnología, medios y laboratorios son los sectores que más demandan espacios en esta área, con un aumento en el inventario importante tanto en metros cuadrados como en número de empresas radicadas. Los 132 mil metros cuadrados de oficinas en construcción, más potenciales en desarrollos previstos para 2020-2025, suponen la consolidación del submercado dentro de la ciudad.

Si bien Catalinas-Retiro seguirá concentrando la mayor proporción del stock con un 29%, el mayor aumento de superficie lo experimentará la zona norte de la ciudad, que pasará del 6% actual al 13% en dos años. El Centro y el Corredor Norte seguirán siendo los grandes nodos de oficinas, lo que reforzará la dinámica actual.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.