Para el grupo dueño de Edesur, "el país debe encontrar soluciones no ideológicas, gane quien gane"

Maurizio Bezzeccheri
Maurizio Bezzeccheri Fuente: Archivo - Crédito: Daniel Jayo
José Luis Brea
(0)
23 de agosto de 2019  • 19:18

Con las tarifas de la energía impactadas por la devaluación post PASO y congeladas hasta fin de año, más la posibilidad de que el kirchnerismo vuelva al poder, las empresas del sector viven tiempos de incertidumbre. En diálogo con La Nación, Maurizio Bezzeccheri, presidente de Enel Américas, dueña de la distribuidora eléctrica Edesur y de las generadoras Enel Costanera, El Chocón y Dock Sud, dice que -más allá del resultado de las próximas elecciones- el país debería tener políticas de Estado; que de las tarifas provienen los ingresos necesarios para invertir y que estos determinan cuánto tardará en recuperse la infraestructura.

-Luego de las PASO, ¿el posible cambio de gobierno podría afectar los planes de Enel en el país?

-Cuando llegué a la Argentina [fue presidente de Edesur entre 2015 y 2018]aprendí una expresión que considero muy acertada: existen políticas de Estado y políticas de gobierno, y la política energética, no solo para mí, es un ejemplo de que debe ser una política de Estado.

-¿Qué cambia si vuelve el kirchnerismo al poder y Macri no logra la reelección?

-Una empresa no puede meterse en la discusión ni en la decisión de un pueblo de elegir un gobierno. Cuando llegué al país yo había sido el responsable del área de energía renovable de Enel y encontré una ley que era de Estado, no de gobierno. Una ley que se había aprobado por unanimidad en el gobierno anterior y que tuvo concreciones con Macri, demostrando que en algunos temas, como el de la electricidad, se puede encontrar un acuerdo sobre cosas básicas. Si tú no le das al país una infraestructura, un sistema eléctrico capaz de dar servicio, se podrá discutir, pero la calidad de vida de la gente no mejora. En materia de energía, espero que el país sea capaz de encontrar soluciones gane quien gane. Soluciones no ideológicas, sino basadas sobre el interés real de los argentinos, pero no para los próximos cuatro años, sino para los próximos 400 años porque si la Argentina no tiene una infraestructura sólida no podrá crecer.

-¿Qué escenario imagina para 2020? ¿Podría haber una vuelta al congelamiento tarifario?

-Enel, en Edesur, usó los recursos de las tarifas para seguir invirtiendo para mejorar la calidad del servicio eléctrico. Ningún dividendo ha sido distribuido a los accionistas desde hace mucho tiempo. Queda mucho trabajo por hacer en la mejora de la calidad del servicio. Finalmente recordamos que las tarifas eléctricas en la Argentina son las más bajas de la región.

-¿Esto significa, según su opinión, que deberían seguir los aumentos?

-No creo que tengamos que hablar de incrementos adicionales de tarifas. Para una empresa es importante tener estabilidad de ingresos y después, sobre esa base, se programan las inversiones. Evidentemente, si yo tengo más ingresos puedo hacer más inversiones. Mi experiencia en la Argentina es que siempre se piensa que 'te roban la plata' o te dicen '¿A dónde te llevas la plata?'

-Los aumentos de tarifas enojaron a la gente...

--Pero tienen que ver los datos, no el relato. Y el dato dice que prácticamente no se distribuyeron dividendos. ¿Y quién fue el real beneficiado?, ¿Dónde fueron los subsidios que se daban? Somos la única empresa internacional que se quedó en la Argentina dando un servicio. Y cuando yo decía esto, la mayoría de la gente me preguntaba '¿por qué no te fuiste?' Es una forma de pensamiento muy raro. Uno se comporta responsablemente para quedarse y dar servicio y le preguntan por qué no se fue. Como si fuéramos tontos o estuviéramos ganando algo por debajo de la mesa. En realidad estamos acostumbrados a servir a nuestros clientes porque consideramos que es lo que tenemos que hacer, llevando toda la tecnología posible porque si tú quieres recuperar la calidad del servicio en la forma tradicional tendrás que esperar otros 10 años.

-La devaluación de los últimos días vuelve a dejar atrasadas a las tarifas de energía, ¿Cómo afectará esto el servicio, las inversiones y los números de Enel?

-Las tarifas sirven para disponer de los recursos necesarios para hacer inversiones. Si los costos siguen la misma senda de los precios no se tienen distorsiones. Además, recordemos que en estos años también las nuevas tarifas han tenido una aplicación gradual, como, por ejemplo, la adecuación de la tarifa a la inflación de este agosto, que ha sido pospuesta para el próximo año.

-¿Pero hay margen político para seguir haciendo lo que se hizo hasta ahora? El Gobierno por lo pronto congeló las tarifas hasta fin de año.

-No necesariamente hay que subir tarifas. Es una cuestión de trade off. Tú puedes decidir mantener un determinado nivel porque esto es lo que aguanta el sistema del país; bueno, tomará más tiempo la recuperación. Y en esto la tecnología te ayuda a acortar el tiempo, pero evidentemente si tú tienes menos ingresos para reinvertir te tomará más tiempo recuperarte. Entramos en Edesur con una duración de los cortes de 32, 34 horas [por cliente por año, en promedio] y ahora estamos en 24 horas y menos. Otra vez, estos son datos públicos, eso significa que en estos dos o tres años se han hecho las inversiones para recuperar la calidad del servicio. Yo recibo reportes diarios sobre los cables de media tensión fuera de servicio. Estamos en el rango de 10 o 15. Es un record absoluto. Cuando yo estaba en la Argentina estaba en el orden de los 30 o 40. Por lo tanto, este es el dato. Es el resultado de una serie de inversiones hechas. La empresa reinvirtió los dividendos y lo estás viendo en la calidad del servicio. Ahora si dicen 'Yo estoy pagando, por lo tanto quiero el 100% de la mejora' es una legítima petición, pero no razonable porque esto no te da para hacer todas las inversiones.

-Al Gobierno además se le complica actualizar las tarifas porque impactan en la inflación.

-Otra vez, si miras los datos, la incidencia del costo de la energía sobre la inflación general no es tan grande. El Gobierno ha tenido que hacer un gran esfuerzo para reducir el déficit fiscal y esto es también correcto. El Fondo Monetario ha puesto el dinero y ha pedido reducir el déficit fiscal. En 2015, los subsidios a la energía representaban 4 puntos del PBI. Ahora han traspasado los costos [a los consumidores] y ha subido el valor de la luz, pero antes era muy bajo.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.