Mercado emergente: más empresas podrían sumarse al índice que favoreció a la Argentina

Fuente: DyN
Rafael Mathus Ruiz
(0)
14 de mayo de 2019  • 14:39

WASHINGTON.- Luego de confirmar el "ascenso" de la Argentina a "mercado emergente", MSCI indicó que por el momento dejará afuera de su índice a las empresas argentinas que cotizan solo en la bolsa local, aunque dejó abierta la posibilidad para incorporarlas en el futuro. El motivo: el historial de controles de capitales del país, indicó Pavlo Taranenko, director Ejecutivo del Equipo de Research de MSCI.

En una entrevista exclusiva con LA NACION, Taranenko dijo que es posible que más empresas argentinas que cotizan en Nueva York a través de los llamados ADR se sumen a las ocho compañías que integrarán, desde fines de este mes, el índice que se sumará el grupo de mercados emergentes. Las empresas que sólo cotizan en la bolsa local quedarán, por el momento, afuera.

"Está atado, en cierta medida, a la historia pasada de los controles de capital. No es realmente una cuestión política porque la decisión de incluir ARD solo se tomó el año pasado, y la volatilidad política, al menos más profunda, ocurrió más recientemente. No está ligado a eso directamente, sino que es más bien cautela, ser conservadores", justificó.

Taranenko fue tajante sobre qué deben hacer las empresas para "ascender": calificar según la metodología de MSCI. "Si una empresa cumple con los criterios, entra, si no lo hace, sale. No hay negociación, no hay lobby, no hay una discusión con la compañía. Todo se basa puramente en información pública disponible", afirmó.

Al igual que en el fútbol, el ascenso no es vitalicio: Taranenko dijo que existe la posibilidad de que la Argentina vuelta a abandonar la categoría.

-¿Qué impacto tiene una reclasificación como la de la Argentina?

-Lo que significa de hecho es que, si se agrega un mercado a un índice determinado, los fondos que siguen ese índice en particular pueden tener que comprar acciones en una proporción adecuada de ese mercado en particular. Eso es lo que significa. Si sos un administrador pasivo, tenés que entrar a ese mercado, y comprar las acciones que se incluyeron en ese índice, de lo contrario, estarías en cierto grado desviándote del índice. Después, algunos gerentes pueden optar por ingresar al mercado, otros no. Puede haber gerentes activos que pueden elegir si quieren ingresar al mercado o no, y, si entran, si desean sobreexponerse o subexponerse.

-¿Por qué quedaron ocho empresas en el índice?

-Seguimos nuestra metodología habitual. Aplicamos el mismo marco para cada mercado que cubrimos. Tenemos un umbral específico para la capitalización de mercado total de la compañía, la capitalización de mercado ajustada, la liquidez, los flujos de fondos libres. Sobre esa base, determinamos qué compañías tienen que asignarse a lo que llamamos segmentos de capitalización grandes y medianos, y cuáles deberían ir al segmento de tamaño de capitalización pequeña. Ocho compañías se están agregando al índice MSCI Argentina, que combina segmentos de capitalización grandes y medianos. Tenemos un corte específico. Los factores clave que afectan la inclusión y la segmentación son la capitalización total del mercado; si está disponible una fracción muy pequeña de esa capitalización de mercado, puede ser tan pequeña que no tenga sentido, y luego la liquidez. Es posible que tengas una empresa grande, genial, pero si apenas se negocia, no podemos incluirla.

-¿Buscan incluir a distintos sectores?

-Lo que se representa está ampliamente sujeto a los criterios que mencioné. En el pasado, hace mucho tiempo, antes de 2007, 2006, teníamos una metodología específica relacionada con la representación de industrias específicas. Queríamos asegurarnos de que un grupo estuviera representado. No incluíamos todo, solo nos asegurábamos de que estuviéramos cubriendo y representando a grupos específicos de industrias. Pero algunas empresas fueron excluidas a pesar de que eran buenas en términos de tamaño y liquidez. Ahora incluimos todo.

-¿Esto puede llevar a que más compañías se hagan públicas?

-Es difícil de decir. Corresponde a las empresas decidir. Puede o no puede. Es difícil hacer esa predicción.

-¿Cómo puede la Argentina tener más peso en el índice?

-Es matemática. Nosotros no decidimos por el peso. No es que miremos el mercado, y pensamos que el mercado es tal y cual, y el peso debe ser de 0,26 por ciento. No se determina de esa manera. Se determina matemáticamente sobre la base de qué es invertible y accesible para inversores extranjeros e institucionales. Realmente se trata de aplicar la metodología. Tomás la suma de todas las capitalizaciones de mercado de todas las acciones en ese índice, y ese es el peso que tiene. Y está cambiando a cada segundo, todo el tiempo. Entonces, Argentina tendría que tener un desempeño mejor relativo al de otros mercados en el índice. Lo otro es si hay más salidas a bolsa en el mercado, eso aumentará el peso, o si el flujo libre de las empresas aumenta, o aumenta el capital y aumenta el número de acciones. Entonces, nuevamente, mecánicamente, la capitalización de mercado de esos constituyentes aumentaría y eso impactaría en el peso.

-¿Podrían sumar más empresas en el futuro?

-Sí, es posible. Tenemos cuatro revisiones grandes del índice, una en mayo y la segunda en noviembre. Luego tenemos dos pequeñas, en febrero y agosto. Cada revisión podría resultar en adiciones o eliminaciones a medida que las compañías suben y bajan de valor, se introducen las salidas a blsa o algunas empresas ingresan, otras se retiran. No usamos la discreción. Si una empresa cumple con los criterios, entra, si no lo hace, sale. No hay negociación, no hay lobby, no hay una discusión con la compañía. Todo se basa puramente en información pública disponible.

-¿Es posible que un cambio de políticas económicas devuelva a la Argentina a ser Mercado de Frontera?

-Hay una posibilidad. La Argentina no es más especial que cualquier otro mercado. El enfoque en la Argentina en este momento es simplemente porque ha sido reclasificado y también recientemente ha habido cierta discusión política, cierta volatilidad relacionada con eso. Así que tal vez esté más en el centro de atención. Pero tratamos a todos los mercados de la misma manera. Entonces si algún mercado, no solo la Argentina, introdujera controles de capital muy restrictivos que dificultarían, si no imposibilitarían, a los participantes del mercado negociar dentro y fuera del mercado, ese sería un buen ejemplo cuando un país o mercado podría ser reclasificado.

-¿Cuál es el efecto para empresas locales?

-No hay un efecto directo, al menos. Continuaremos incluyendo solo ADR. La razón para incluir solo ADR se remonta a los tiempos de los controles de capital, que se reintrodujeron en 2009. En ese momento, eliminamos a todas las compañías que no tenían ADR. Así que por el momento hemos decidido seguir así. Puede cambiar si la situación sigue siendo buena desde el punto de vista de los controles de capital. Podríamos en el futuro decidir revisar eso. Pero no estamos allí todavía. Las empresas que figuran solo a nivel local no se incluirán hasta nuevo aviso.

-¿Está eso atado a la situación política?

-Está ligado en cierta medida a la historia pasada de los controles de capital. No es realmente una cuestión política porque la decisión de incluir ARD solo se tomó el año pasado, y la volatilidad política, al menos más profunda, ocurrió más recientemente. No está ligado a eso directamente, sino que es más bien cautela, ser conservadores. El beneficio de usar ADR es que incluso si se introducen controles de capital, los participantes del mercado no están directamente atrapados en el mercado. Así que pueden, si quieren, pueden vender el ADR porque se negocian fuera de la Argentina y eso no crea un problema inmediato. Porque si tiene empresas locales y la gente tiene que ingresar al mercado, incluso si se elimina el mercado del índice de Mercados Emergentes, puede ser problemático porque los fondos podrían seguir en ese mercado en particular. Es simplemente ser conservadores. Al final del día, en general, MSCI prefiere usar acciones locales siempre que sea posible. Por lo tanto, no se debe descartar que en algún momento en el futuro las cosas estén bien y que podamos volver discutirlo, pero habrá un anuncio específico. Por el momento, todavía no estamos ahí.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.