Puerta a puerta: la odisea en la Aduana por un chocolate que se volvió viral

Encargar un producto en el exterior y recibirlo en la puerta del hogar no es una tarea simple.
Encargar un producto en el exterior y recibirlo en la puerta del hogar no es una tarea simple. Crédito: Twitter: @psametband
(0)
24 de abril de 2019  • 18:48

Para los argentinos encargar un producto en el exterior y que llegue hasta la puerta de su casa es casi una misión imposible.

A diferencia de otros lugares, donde el comercio electrónico internacional funciona de forma aceitada, estas operaciones están obstruidas en nuestro país por una maquinaria burocrática que impone montos máximos de compras por año, altos tributos cuando esas cifras se superan y una (aparentemente interminable) maraña de trámites en sitios gubernamentales para obtener las autorizaciones necesarias.

Incluso una reforma implementada por la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP ) en abril, que prometía simplificar el proceso, decepcionó a los usuarios que descubrieron que aún debían lidiar con una serie de notificaciones y declaraciones simplificadas.

Pablo Sametband debió hacer frente a este proceso esta semana, cuando el Correo Argentino le anunció que debía concurrir a la Aduana para retirar una caja de chocolates de apenas 600 gramos que una amiga le había enviado desde Países Bajos.

Sametband compartió la odisea de casi cuatro horas en un hilo de mensajes que rápidamente se viralizó en Twitter:

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.