¿Quién se puede beneficiar si la Argentina entra en default?

Mientras muchos advierten sobre el grave daño que causaría al país una nueva cesación de pagos de su deuda externa, BBC Mundo cuenta quiénes podrían salir ganando
Un nuevo default sería un enorme dolor de cabeza para Cristina Kirchner
Un nuevo default sería un enorme dolor de cabeza para Cristina Kirchner Crédito: BBC Mundo
Mientras muchos advierten sobre el grave daño que causaría al país una nueva cesación de pagos de su deuda externa, BBC Mundo cuenta quiénes podrían salir ganando
(0)
29 de julio de 2014  • 18:40

En Argentina se viven momentos de preocupación e incertidumbre: si el gobierno no logra alcanzar un acuerdo antes del miércoles con los fondos de inversión que le reclaman el pago total de sus bonos soberanos, volverá a caer en una cesación de pagos o default técnico.

Existe una visión casi unánime entre los especialistas sobre los daños que este escenario podría causar para el país, que verá aún más restringido su acceso al crédito externo y podría entrar en una nueva crisis económica, con un agravamiento de su recesión y un alza de la inflación, que ya es una de las más altas del mundo.

Pero no todos lamentarían un eventual default.

También hay quienes saldrían beneficiados si el país se ve nuevamente imposibilitado de pagarle a sus acreedores, incluso si esta vez la falta de pago se da como consecuencia de un fallo de la justicia de EE.UU. y no por decisión del gobierno, como ocurrió en 2001.

Los principales ganadores, si se confirma la cesación de pagos, serán quienes posean seguros contra default (credit default swap o CDS, por sus siglas en inglés), que se activarán no bien la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, en inglés) confirme la situación de Argentina.

Se desconoce con exactitud quiénes y cuántos serán estos beneficiados, ya que los CDS son contratos entre privados.

"Los emiten los bancos, no tienen una Bolsa y se trata de un mercado muy oscuro y poco transparente", le dijo a BBC Mundo Eduardo Levy Yeyati, director de la consultora financiera Elypsis.

Muchos en la Argentina creen que los "fondos buitre" que demandaron al país y podrían llevarlo al default, poseen estos seguros, por lo que obtendrían una ganancia incluso si el gobierno de Cristina Kirchner se niega a pagarles los cerca de US$1.500 millones que reclaman por sus bonos.

Pero lo cierto es que es imposible saberlo, debido a lo secreto de estas transacciones.

Otros beneficiados

Otros posibles beneficiados en caso de un default podrían ser los acreedores que deseen "acelerar" el cobro completo de sus bonos, en vez de esperar a que venzan en varios años.

Esto sería posible por las reglas de los dos canjes de deuda que el país realizó en 2005 y 2010, y que le permitió acordar con el 92,4% de sus bonistas.

En caso de una cesación de pagos, los tenedores de cualquiera de los bonos emitidos por la Argentina bajo ley extranjera tienen derecho a pedir un inmediato adelantamiento de los pagos de sus papeles. Para ello, solo se requiere que el 25% de los bonistas esté de acuerdo con esa exigencia.

Según la consultora Elypsis, cerca de US$30.000 millones de la deuda externa argentina (es decir, más de un tercio del total) podría ser "acelerada" si los bonistas así lo quisieran.

Algunos analistas económicos en el país creen que en particular los tenedores de los bonos Par podrían pedir este adelantamiento, ya que estos papeles vienen exhibiendo una demanda sostenida, a diferencia de los otros bonos que han sufrido caídas en los últimos meses.

"Se trata de un bono barato y con un vencimiento muy largo, por lo que es probable que los tenedores pudieran querer anticipar su cobro", dijo Luciano Cohan, economista jefe de Elypsis.

Argentina y los holdouts negocian hasta último minuto con el mediador judicial Daniel Pollack
Argentina y los holdouts negocian hasta último minuto con el mediador judicial Daniel Pollack Crédito: BBC Mundo

Futuro incierto

Henry Weisburg, experto en deuda soberana del estudio de abogados Shearman & Sterling, con base en Nueva York, le dijo a BBC Mundo que es imposible saber cuántos acreedores podrían querer el pago anticipado de sus bonos.

No obstante, señaló que el proceso de aceleración requeriría una complicada serie de pasos legales que podrían disuadir a los bonistas, en especial si Argentina normaliza sus pagos de deuda en 2015, como ha prometido el gobierno de Cristina Kirchner.

Además, si se pidiera un adelantamiento de los pagos, se descuenta que el país abriría un nuevo canje de deuda para hacer frente a los reclamos, algo que tampoco conviene a muchos.

Por eso para Weisburg los claros "ganadores" en caso de un default serán quienes tienen CDS y quienes hayan vendido deuda argentina, con la intención de recomprarla a menor precio tras la cesación de pagos.

Indirectamente, ciertos grupos en la Argentina –en particular los exportadores- también podrían salir bien parados si un default genera una nueva devaluación del peso.

Sin embargo, pocos dudan que si efectivamente se declara una cesación de pagos este miércoles, quienes salgan perjudicados superarán con creces al pequeño grupo que se beneficiará.

Por Veronica Smink

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.