Reabren una planta frigorífica para exportar desde el Chaco

Se invirtieron 2,1 millones de dólares para volver a ponerla en funcionamiento
(0)
22 de junio de 2002  

RESISTENCIA-. Durante un acto realizado en la planta industrial de Toba SA se anunció la reapertura del establecimiento frigorífico, ubicado en la localidad de Puerto Tirol, a ocho kilómetros de esta capital provincial y que significará la posibilidad de comercializar directamente carne chaqueña al exterior.

Esa planta frigorífica fue inaugurada hace algunos años, pero nunca había sido puesta en funcionamiento, y ahora, con la apertura de mercados extranjeros para las carnes nacionales después de que los organismos internacionales recalificaron a la Argentina en materia de aftosa como país con vacunación, tiene una oportunidad para iniciar la exportación desde esta provincia.

Se emplearán aproximadamente 200 personas en el establecimiento frigorífico, lo que constituye también la reactivación de una importante fuente de trabajo para una provincia con uno de los más altos índices de desocupación.

El frigorífico Toba, juntamente con el CTC, ubicado en Puerto Vilelas, son los únicos en el Chaco que pueden exportar, aunque este último no lo hace por problemas financieros.

Inversión prevista

Durante el acto, los socios propietarios, Alberto Schiffo y Guillermo Delfino, anunciaron que invirtieron 2.100.000 dólares para la reapertura del establecimiento e invertirán otro millón de dólares para ampliar las instalaciones, según los requerimientos de exportación que establecen los organismos técnicos de la Unión Europea.

La actividad comenzará a desarrollarse dentro de aproximadamente 30 días y se iniciará con la autorización de tránsito federal, con el propósito de comercializar en cualquier punto del país, y luego de ese lapso, se podrá obtener el permiso del Senasa para exportar a países como Paraguay, Bolivia y Uruguay, entre otros.

También se prevé que en 70 días se comenzará con la inversión en cámara frigoríficas para llegar a la exportación al mercado europeo.

Instalaciones

La planta faenadora tiene dos cámaras frigoríficas para 370 medias reses, más una cámara pulmón para otras 200. En 120 días se construirán tres cámaras de 250 medias reses y dos cámaras de 300, para llegar a una capacidad de enfriamiento de 2000 medias reses.

Además, se construirán cuatro túneles de congelado de menudencias para diez toneladas cada uno y un depósito congelado de 250 toneladas, para alcanzar las 340 toneladas de congelado.

El gobernador Angel Rozas dijo que "el verdadero cuello de botella de la producción ganadera chaqueña es la comercialización. Sólo en lo que va de este año, hasta el mes de mayo, alrededor de 13.000 cabezas de ganado de nuestro campo fueron faenadas por frigoríficos de otras regiones para luego ser vendidas al Mercado Común Europeo", a la vez que destacó que "a partir de la habilitación de Toba tenemos la posibilidad de exportar directamente".

Chaco tiene 2.360.000 cabezas de ganado y ha mejorado su nivel de calidad debido a la genética aplicada en los últimos años, así como se lograron más kilogramos de carne por hectárea a raíz de un adecuado manejo y aplicación de técnicas como la rotación y la implantación de pasturas.

La provincia no registró ningún foco de aftosa durante la última crisis de la enfermedad, lo que sanitariamente la ubica en buenas condiciones para la exportación y que agregado a la trazabilidad que se aplica en los rodeos, la hace ideal para ubicar las carnes en los países de la Unión Europea.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?