Sandleris, inquieto por aclarar que las restricciones no afectan la actividad

Guido Sandleris, en la conferencia de ayer en el BCRA
Guido Sandleris, en la conferencia de ayer en el BCRA Crédito: Rodrigo Néspolo
El jefe del BCRA dijo que no hay límites a las importaciones ni al pago de deudas, y que las operaciones inmobiliarias se analizarán
Javier Blanco
(0)
3 de septiembre de 2019  

El presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, definió ayer las medidas anunciadas este domingo como un " paraguas cambiario" para atravesar la incertidumbre que genera el proceso electoral, y su objetivo es reinstaurar la estabilidad y "proteger a los ahorristas", sin dañar la actividad económica.

"Afectan al 2% de las personas que compran dólares; estamos hablando de 26.000 personas", enfatizó

"Y para las empresas no suponen ninguna restricción para el pago de importaciones o deudas registradas a su vencimiento", insistió, buscando destacar el carácter light de las restricciones, que procuran no agregar más daño a una economía con bajo nivel de actividad.

Sandleris insistió en remarcar que la únicas restricciones pasan por el monto de dólares que podrán comprar las personas físicas (rige el tope de hasta US$10.000 por mes) y la prohibición impuesta a las empresas que busquen adquirir divisas para atesoramiento. Pero enfatizó que se mantiene la "plena libertad para extraer pesos y dólares de las cuentas bancarias para todos, sean personas físicas o jurídicas".

Y aseguró que el nuevo esquema fue diseñado para "establecer prioridades claras para la utilización de las reservas", que se usarán "para preservar la estabilidad monetaria y financiera, aun cuando ello implique extender el plazo de pago a los inversores de deuda pública en estas circunstancias difíciles".

"Son medidas pensadas para no afectar a la gente ni al ahorrista ni a ninguna actividad o sector económico. Lo único que buscan afectar es la demanda especulativa. Así que todo lo que exceda los límites requerirá conformidad previa del BCRA y se analizará si está justificado", explicó, por caso, al ser consultado por la demanda de divisas para el cierre de operaciones inmobiliarias.

Foco en las reservas

El funcionario destacó además que el esquema que debutó ayer provocó una "fuerte apreciación del peso, tanto al contado como en futuros", y destacó que fue "nula la intervención del Central en el mercado", en referencia a la inquietud que genera la constante caída de las reservas, que se redujeron en casi US$14.000 millones solo durante agosto.

En ese sentido, recordó que uno de los objetivos de las medidas es recuperar la oferta privada de dólares, a lo que apunta la obligación impuesta a los exportadores para que liquiden localmente sus ventas "dentro de un máximo de 5 días hábiles después del cobro o de 15 días en el caso de commodities o 180 días corridos tras el permiso de embarque".

Pese a las medidas que buscan detener el drenaje, las reservas brutas del BCRA cayeron en US$957 millones más ayer, con lo que quedaron próximas a quebrar el piso de US$53.000 millones (cerraron en 53.144 millones). La nueva merma fue explicada "casi en su totalidad por billetes transferidos a los bancos precautoriamente para atender la eventual demanda que hubiera de dólares físicos en sus sucursales", aclararon luego, por lo que será clave que esta oleada de retiros se calme. En el BCRA confían en que eso sucederá en unos días, cuando la gente compruebe que "el sistema bancario sigue muy líquido y sólido".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.