Para el Banco Central, hay espacio para seguir reduciendo las tasas de interés

Crédito: Rodrigo Néspolo
Sofía Diamante
(0)
11 de octubre de 2019  • 18:14

La salida de depósitos en dólares, que repercutió en una fuerte caída en las reservas del Banco Central (BCRA), fue una preocupación que escaló hasta que el Gobierno decidió introducir control de capitales y reperfilar algunos vencimientos de deuda. Hoy, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, afirmó que "el goteo está parando", en una conferencia de prensa que adelantó a esta semana, ya que la próxima viajará a Washington para participar en las reuniones del G-20

En las últimas semanas, el Banco Central comenzó -para sorpresa del mercado- una reducción de la tasa de política monetaria, que cerró ayer en 68,02%, casi en el piso del 68% que fijó la entidad para este mes. "En la medida en que vayamos viendo que la economía retoma el sendero de desinflación, habrá espacio para que las tasas se vayan reduciendo", dijo Sandleris, al explicar la postura de la entidad.

Luego de llegar a un pico de tasa de 85,99% -exactamente hace un mes, el 12 de septiembre-, la reducción del costo del dinero se vio complementada con la introducción del control de cambios y con las intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario. La contrapartida de esta reducción fue una caída en las reservas del BCRA. Sin embargo, según Sandleris, las caída de reservas se moderó y actualmente es "menos de un octavo de lo que era en los 20 días posteriores a las PASO".

"Desde principio de año hasta el domingo 11 de agosto, las reservas internacionales crecían a un promedio diario de US$3 millones. Estaba casi equilibrado el pago de deuda del Tesoro y los ingresos por las renovaciones. Además llegaban dólares por el financiamiento del FMI y de otros organismos multilaterales. El Banco Central tampoco había realizado ninguna venta en el mercado cambiario", dijo el titular de la entidad monetaria.

"Desde el lunes 12 hasta la introducción de los controles cambiarios, en los 20 días posteriores a las PASO, la caída de reservas fue 872 millones de dólares en promedio", comparó, y que explicó que se debió a tres motivos: "El Banco Central realizó ventas en el mercado cambiario para moderar la presión que había sobre el dólar. En simultáneo, hubo una salida de depósitos en dólares, que implicaba que los bancos usaran parte de los dólares que tienen depositados en el Banco Central. Pero el gran cambio, fue que al Tesoro se le hizo muy difícil hacer roll over de los vencimientos de deuda".

Para contener la salida de depósitos, en el Ministerio de Hacienda reperfilaron parte de los vencimientos y el Banco Central introdujo los controles cambiarios. "Desde entonces vimos una caída notable en lo que es la pérdida de reservas y se moderó la necesidad de intervención por parte del Banco Central", dijo Sandleris, y enfatizó: "El goteo está parando y es importante que contemos con las reservas suficientes para seguir implementando esta política monetaria".

"Los controles de cambio no son medidas deseadas por un gobierno, pero eran las necesarias para cuidar las reservas en ese momento y sigue siendo necesaria que estén vigentes", señaló.

Sobre las críticas del candidato opositor Alberto Fernández, por la caída de las reservas, Sandleris dijo que en el Banco Central "trabajan con un horizonte de tiempo que nada tiene que ver con la campaña electoral".

Con respecto a la tasa de interés, Sandleris volvió a repetir que "en la Argentina es alta por la volatilidad que mostró en el pasado la economía y por la inflación".

"Hay que cuidar al ahorrista y es necesario que reciba una recompensa positiva por hacer los depósitos en pesos. La tasa de Leliq es el principal instrumento de absorción y son necesarias para construir una moneda sana. A medida que se vaya disipando la incertidumbre y baje la inflación, bajará la tasa de política monetaria", indicó.

Y comentó: "Si uno quiere que la gente elija mantener más activos en pesos, esa tasa tiene que ser atractiva. Tener esa tasa nos ayuda a que el goteo de reservas que estamos viendo se vaya reduciendo. Ayudó mucho el control de cambio, más allá del impacto negativo que tiene en las perspectiva de crecimiento de la economía", señaló. Recién para el próximo mes podría haber una nueva reducción del piso de la tasa de interés, que decidirá el Comité de Política Monetaria en las próximas semanas.

Hoy, el dólar cerró a $60,31 para la venta al público y en $58,05 para el mercado mayorista. En la semana, apenas tuvo una variación de 30 centavos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.