Se cubre una de cada dos vacantes

Gloria Cassano
(0)
27 de septiembre de 2015  

Se realizó una encuesta a 320 profesionales que comparten un grupo en LinkedIn y que no trabajan ni trabajaron dentro de un convenio. No son agremiados. Por eso, es importante considerar que quienes figuran en esa red social están allí, en su mayoría, para ser conocidos y tener oportunidades laborales. Aún así, los resultados son elocuentes.

1.- El 14,2% de los profesionales que ocupan puestos de especialistas, jefes o gerentes, se encuentra desocupado. Aunque el sitio es para la búsqueda de oportunidades, si comparamos con la misma encuesta de marzo de 2014, el porcentaje aumentó 2 puntos (marzo 2013: 12%)

2.- Del 86 % que trabaja, el 54 % está dispuesto a cambiar.La falta de motivación y de posibilidades de desarrollo es un factor que les genera estrés e incertidumbre por el futuro. Por otra parte, el salario y la falta de beneficios son un tema de preocupación. En algunos casos consideran un sueldo por debajo del promedio de su puesto, pero también expresan una falta de beneficios referidos a horarios (jornadas extensas), bajos planes de medicina privada, altos gastos de almuerzo no considerados por la empresa, entre otros.

Otros hablan de un jefe que no trata bien a sus colaboradores: no escucha, no brinda soluciones, no capacita, no sabe delegar.

3.- Solamente el 10 % de los encuestados dijo estar a gusto y no buscar trabajo. De ellos el 85% tiene más de 5 años de antigüedad en la misma empresa.

4.- El 61% de los encuestados fueron mujeres. En el grupo de mujeres la desocupación es de 15,5% y la de los hombres, 13%.

La situación del empleo en la Argentina es preocupante para los profesionales y los niveles medios de conducción. Desde mediados de 2014 las empresas sólo cubren 1 puesto de 3 vacantes que se producen. Hay un importante número de empresas multinacionales que, silenciosamente, disminuyen el número de empleados en esos niveles ofreciendo retiros voluntarios o, tal lo expuesto, no cubriendo las vacantes.

La situación hoy es de expectativa. La alta gerencia y los expertos están analizando los posibles escenarios según sea el nuevo presidente, pero también entienden que sólo podrán poner en práctica un programa cuando esté definida la economía que viene.

Esta situación genera temor y desmotiva. El estrés aumentó en estos niveles y, si bien esas empresas se preocupan para conservar a sus "talentos" suele pasar que los mejores se tientan con una propuesta diferente. Las personalidades innovadores, proactivas y que desean desarrollarse son los que menos temor sienten y más dispuestos están al cambio.

En este sentido, es bueno comprender que en la Argentina el mercado laboral es así desde hace 30 años.

Directora de Gloria Cassano & Asoc.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.