Se estancó la creación de empleo y 100.000 personas dejaron de buscar trabajo

Al contrario de lo que dijo la Presidenta, la caída en la tasa de desempleo respondió al "efecto desaliento" entre quienes antes querían trabajar
José Hidalgo Pallares
(0)
21 de noviembre de 2013  

El funcionario que le pasó a la presidenta Cristina Kirchner el cuadro con los últimos indicadores del mercado laboral bien podría haberse tomado el tiempo de imprimir también la segunda página del informe para evitar así que la mandataria hiciera un diagnóstico que las propias cifras oficiales se encargaron de desmentir.

"La desocupación, merced a la actividad económica, ha vuelto a descender y se ubica en 6,8 por ciento", dijo la Presidenta en un discurso posterior a la jura de los nuevos ministros. En efecto, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la tasa de desocupación urbana en el tercer trimestre del año fue de 6,8%, 0,8 puntos menos que en el mismo período de 2012. Sin embargo, esa baja no se debió a una mayor creación de empleo, sino a que muchas personas se cansaron de buscar trabajo y decidieron abandonar el mercado laboral.

"La disminución en el desempleo corresponde a las personas que se retiraron del mercado laboral. Hay un claro efecto desaliento dada la falta de oportunidades laborales", dijo el jefe de Investigaciones de Idesa, Jorge Colina. Con él coincidió el director de Research de Orlando J. Ferreres y Asociados (OJF), Fausto Spotorno. "Se está viendo un desaliento entre los desempleados. No se está creando empleo y toda la caída de la desocupación es porque la gente dejó de buscar trabajo", dijo.

Las conclusiones de los expertos se basan en las cifras del propio informe del Indec. Según el organismo oficial, en el segundo trimestre de 2013 la población económicamente activa (PEA) en las principales ciudades del país sumó 11,78 millones de personas, 107.000 menos que en el mismo período del año pasado. La cantidad de desocupados, en tanto, se redujo en 102.000 personas (de 906.000 a 804.000), pero esa baja no se debe, como dio a entender la Presidenta, a un mejor entorno económico. Por el contrario, en el último año la cantidad de personas ocupadas se mantuvo estable en 10,98 millones. De hecho, se registró una ligera caída de 5000 personas en el total de los ocupados.

De este modo, no se produjo sólo una baja en la tasa de desempleo, sino que también cayó la tasa de actividad (de 46,9% a 46,1%) y la de empleo (de 43,3% a 42,9%).

"La caída de la PEA fue muy fuerte; 107.000 personas que se retiran del mercado de trabajo es un número que no se veía desde hacía mucho tiempo", dijo Colina, que añadió que la nula creación de empleo respondía, principalmente, a la baja demanda de trabajadores por parte del sector privado.

Otros informes ya mostraban un menor dinamismo en la búsqueda de empleados en el tercer trimestre del año. Según el Índice de Demanda Laboral, que elabora el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), en julio, la demanda laboral cayó 11,4% y en agosto, 16,3%, siempre en términos interanuales. En septiembre se registró un alza de apenas 0,6 por ciento.

Los analistas resaltaron que la nula creación de empleo que muestra el informe del Indec se contradice con las altas tasas de crecimiento que reporta el propio organismo oficial (5,4% en el acumulado hasta septiembre, tasa muy superior a las que reportan las consultoras).

La baja en la PEA se dio, según el Indec, en la mayor parte de las regiones del país. En los aglomerados urbanos del Gran Buenos Aires la PEA bajó de 6,56 a 6,39 millones de personas y la población ocupada cayó de 6,01 a 5,92 millones de personas. Ambas bajas se concentraron en los partidos del conurbano, mientras que en la Capital Federal subieron la ocupación y la PEA.

Cuyo y las regiones nordeste y patagónica también mostraron bajas en la cantidad de personas ocupadas o que están buscando empleo, mientras que en el Noroeste y la región pampeana subieron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.