Una aplicación puede llevar todo el escritorio de la PC a una iPad

Parallels Access es un programa que cuesta US$ 80 al año; permite replicar en la tablet el contenido de la computadora
David Pogue
(0)
1 de septiembre de 2013  

NUEVA YORK.- No necesita ser un tecnófilo para saber unas cuantas cosas sobre compatibilidad. Las cintas VHS no se pueden reproducir en una notebook, las aplicaciones del iPhone no funcionan con su microondas y no se puede reproducir un CD con una tostadora.

La mayoría de la gente probablemente da por supuesto que no se pueden usar programas de Mac o Windows en la iPad. La iPad, la tablet más popular del mundo, tiene su propio software . Lo que es una lástima, en realidad. Sería útil tener todo tipo de programas en su hermosa y liviana tablet : Quicken, Photoshop, iTunes, el Word completo, Excel, PowerPoint, AutoCAD.

Tal cosa es posible, gracias a una nueva aplicación llamada, Parallels Access. Parallels, la compañía, tiene bastante experiencia haciendo funcionar programas incompatibles en computadoras populares. Por ejemplo, su producto más conocido permite hacer funcionar Windows en una Mac.

Access no es un adaptador milagroso que hace funcionar programas de Mac y PC en la iPad misma. En cambio, es una mirilla glorificada que permite ver la pantalla de una Mac o PC real que está en su casa o su oficina.

Así, se ve todo lo que hay en su computadora a distancia, puede cliquear, tipear y arrastrar cosas en los programas que están allí, incluso escuchar audio y ver videos. La iPad se convierte en algo parecido a una pantalla táctil separada para una Mac o PC que está a miles de kilómetros.

Tampoco se trata sólo de hacer funcionar software de máquinas de escritorio. Esta configuración también significa que puede tener acceso a la mayor potencia y capacidad de almacenado de su computadora. Y puede trabajar con archivos que dejó en su computadora. La única limitación: requiere una conexión de Internet. Access funciona apenas con conexiones más lentas, como una conexión de telefonía celular 3G.

Para hacer que esto suceda, tiene que instalar Access en ambos equipos. Se instala una aplicación en su iPad y otra en su Mac o PC (Mac OS X 10.8 o superior, Windows 7 o superior). Además tiene que crear una cuenta gratuita en Parallels.com. A partir de allí, cuando quiera operar su Mac o PC por control remoto, sólo necesita iniciar su aplicación Access en su iPad. Toca la imagen de la computadora en cuyo cerebro quiere entrar, no hay nada que le impida configurar dos o cientos de Mac y PC para conectarlas.

Cuando se conecta por primera vez, ve un lanzador: una pantalla estilo iPad llena de íconos. En este caso, representan sus programas de Mac o PC. Toque uno para iniciarlo. Esta plataforma de lanzamiento comienza mostrando sólo los íconos de sus programas de más uso en Mac o Windows, pero se puede usar un botón con el signo "+" para agregar otros íconos.

Se instala rápido, es simple para entenderlo, casi ilimitado en su potencial. Traslada millones de programas de Mac y Windows altamente sofisticados y con todos sus recursos a la pantalla de la humilde iPad, con el respaldo de toda la velocidad, capacidad de almacenado y memoria de esas máquinas Mac o Windows. Si le parece que se justifican los US$ 80 al año entonces, ¿sabe qué?: se derrumba otro gran muro de incompatibilidad.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.