Windows 8 se vende bien, pero empieza a recibir algunas críticas

Muchos usuarios aún no entienden cómo se usa el sistema; hay clientes que siguen utilizando la versión anterior
Nick Wingfield
(0)
12 de mayo de 2013  

SEATTLE.- Con Windows 8, Microsoft hizo cambios audaces en el aspecto del software que hace funcionar a la mayoría de las computadoras personales. Pero esos cambios pueden haber sido demasiado agresivos para algunos clientes, según reconoce ahora la compañía.

Microsoft reveló el jueves que había vendido 100 millones de licencias de su software insignia desde su lanzamiento hace seis meses. Pero Windows 8 ha generado una reacción adversa en parte del público que compra computadoras. Con Windows 8, Microsoft reemplazó el aspecto tradicional del sistema, con una interfaz que se ve como una pantalla de azulejos.

En una entrevista, Tami Reller, jefa de marketing y finanzas de la división Windows de Microsoft, dijo que este año habrá una actualización del software, conocida hasta aquí bajo el nombre-código Windows Blue. Incluirá modificaciones que hacen más fácil entender el software, especialmente en computadoras sin pantalla táctil.

"La curva de aprendizaje es real y hay que dar respuesta a ello", dijo Reller. Hubo otro problema. La vista de los azulejos apunta a gente que usa computadoras con pantalla táctil, y no hay muchos de esos dispositivos que usen Windows disponibles aún en el mercado. Estudios de mercado estiman que Microsoft vendió sólo alrededor de 900.000 de sus tabletas Surface en el último trimestre del año (Apple, vendió 19,5 millones de iPad).

Para gran desilusión de fabricantes de PC como Dell y Hewlett-Packard, Windows 8 no ha ayudado a responder a la competencia de dispositivos como la iPad. Los envíos globales de PC cayeron 13,9 por ciento a 76,3 millones unidades en el primer trimestre del año, comparado con el mismo período hace un año, lo que es el peor resultado en dos décadas, según IDC.

Se suponía que Windows 8 haría el puente entre las tabletas y las computadoras personales tradicionales. Microsoft imaginó una gran abundancia de nuevos dispositivos de pantalla táctil con Windows 8. Pero eso no se ha dado.

"Si uno no provee el medio adecuado para que la gente entienda cómo usar el sistema, corre el riesgo de perder mucha gente que usó el sistema durante una década", dijo David Daoud, analista de IDC.

La investigación de Microsoft sobre los patrones de uso de Windows 8 muestra que la satisfacción de los clientes con el sistema está a la par con la que mostraron con el Windows 7, si los usuarios analizados tienen tabletas u otros sistemas con pantallas táctiles, dijo Reller. La gente con PC convencionales no está tan contenta.

Si bien los 100 millones de licencias para Windows 8 suenan impactantes, la cifra no indica cuánta gente usa en realidad el nuevo sistema operativo. Eso se debe a que una porción significativa de las ventas de Windows de Microsoft se dan a través de contratos por varios años con clientes empresariales, que pueden elegir cuál versión del sistema operativo tienen en sus computadoras. Por esto, muchos pueden haber seguido con Windows 7.

Al Gillen, un analista de IDC, estima que alrededor del 40% de las ventas de Windows de Microsoft van a clientes que tienen tales derechos a usar versiones anteriores del sistema operativo.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.