Escuchas ilegales en Colombia

(0)
12 de febrero de 2020  

Las escuchas ilegales, conocidas en Colombia como " chuzadas", vuelven a ser noticia. Una vez más, ha sido la revista Semana la que vinculó las recientes escuchas al excomandante del Ejército general Nicacio Martínez, quien el 27 de diciembre, días antes de que trascendiera el escándalo, había presentado su dimisión ante el presidente Iván Duque alegando motivos personales.

Ese alto oficial negó enfáticamente cualquier participación suya en los hechos denunciados y anunció incluso acciones judiciales. Y, si bien le cabe el derecho a la presunción de inocencia, es necesario aclarar si tuvo alguna participación en los hechos y si esta fue el motivo de su dimisión.

De acuerdo con la denuncia recientemente conocida, miembros del Ejército Nacional habrían interceptado ilegalmente las comunicaciones de magistrados, políticos y periodistas. Según fuentes y documentos conocidos por Semana, en el Ejército tenían interceptada a una magistrada de la Corte Suprema de Justicia, así como a tres senadores, dos representantes ante la Cámara y tres gobernadores, sin que hubiese una orden judicial que las permitiera.

La cuestión se agravaría aún más si se probaran las denuncias de Semana en cuanto a que sus periodistas empezaron a recibir lápidas funerarias y a ser víctimas de seguimientos e intimidaciones por el solo hecho de investigar e informar. Sería entonces no solo una conjunción de delitos, sino también un grave e inadmisible atentado contra la libertad de prensa, algo que el actual gobierno colombiano se ha obligado a defender.

El presidente Duque ha manifestado: "Aquí hay cero tolerancia con cualquier conducta de miembros de la fuerza pública que atenten contra la Constitución y la ley". El comandante de las Fuerzas Armadas, por su parte, ha puesto en manos de la Fiscalía el caso y ofrecido toda su colaboración para aclararlo.

Una sustanciación rigurosa de este episodio es fundamental para la tranquilidad de los colombianos, para la defensa de las instituciones y, no menos importante, para la preservación del buen nombre de su Ejército.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.