Ante más de un millón de fieles, el papa Francisco cerró su visita a Perú