Antímano, el distrito olvidado en donde sólo votan a Chávez

El presidente se impuso por más del 75%, un récord de adhesión a nivel nacional; viviendas, alimentos y salud son las claves de la victoria
Daniel Lozano
(0)
15 de octubre de 2012  

CARACAS.- "Antímano lo volvió a hacer." David Tarazona es el director de El Parroquiano, un diario digital de Antímano, la parroquia (el distrito más pequeño) de los récords: 75,09% de votos para Chávez el 7 de octubre.

Es el gran bastión del chavismo en Caracas, que superó al emblemático 23 de Enero y a Macarao. Tarazona tarda cinco segundos en contestar cuál sería el título, que abre esta crónica, para resumir qué pasó en esta parroquia de 185.000 personas, 144 barrios y 7 comunas al oeste del municipio Libertador.

La primera mirada es desalentadora. De un agujero muy cerca de la calle Real mana un líquido negro que no es petróleo. Una mujer del servicio de limpieza hace lo que puede. Lleva una camiseta con el lema "P'alante Comandante", proporcionada por la Misión 7 de Octubre, creada para las elecciones.

"Así lo ves ahora", razona Tarazona. "Pero hace años los problemas eran mucho mayores", añade. Estamos en el corazón de Antímano y desde aquí nacen las distintas rutas para subir a los cerros repletos de ranchos. "Chávez 2021", grita una pared. Las camionetas que suben a los cerros llevan pintada la leyenda "Pdvsa es del pueblo".

"¡Chávez, carajo! Lo votamos los ocho de mi familia", expresa con orgullo José de las Torres, de 73 años. "Aquí casi todos somos chavistas. A pesar de todo... La gente está brava por estas obras que no acaban. Pero fuimos fieles al comandante. Antímano debería estar mejor", se lamenta el anciano.

Antímano no tiene una historia de rebeldía que explique su compromiso revolucionario. Su nombre resume a las dos tribus que acampaban por los alrededores: los atamanona y los amatima. ¿A qué se debe entonces el aluvión de votos?

"El primer factor son las viviendas", explica Endi Méndez, jefe parroquial y del comando electoral del Psuv. La fuerte tormenta de hace tres años dejó a cientos de personas sin hogar. El presidente, megáfono en mano, los reubicó en refugios. Ahora se les empezó a dar viviendas. Así en la urbanización de Santa Fe se entregaron 500 apartamentos, pero todavía existen refugios.

Gleysi tiene 27 años y vive con su madre en un apartamento nuevo. "Tengo mi casa gracias al presidente. Y trabajo de secretaria gracias a la ley de discapacidad", afirma sostenida sobre dos muletas. Casi todas las 84 familias que viven aquí sienten algo parecido. De hecho en el colegio donde votan, Chávez alcanzó el 96%.

La segunda causa es la alimentación, que tanto empeño pone el gobierno en controlar de principio a fin. Antímano cuenta con un Mercal (mercado de alimentos) fijo, con precios solidarios, además de operativos constantes. "Si no votamos, se nos acaba esto", explica Tibisay Hernández, tras gastar 38 bolívares comprando aceite, pasta, margarina y porotos. En el almacén hubiera gastado el doble.

Viviendas, alimentación y salud. Los Barrio Adentro, con 300 médicos cubanos, llegaron hace años para servir gratis a la gente.

Pero hoy no es oro todo lo que reluce. Sólo están funcionando 42, frente a 50 inutilizables.

El cuarto factor es sorprendente, una excepción en la ciudad más salvaje. Los homicidios se redujeron casi un 25%, según Luis Fernández, director de la Policía Nacional Bolivariana. Casi 275 asesinos detenidos gracias al despliegue de los agentes.

El tirón de Chávez, las misiones y, por supuesto, la "operación remate". El día de las elecciones el Psuv movilizó a todas sus bases para llevar a votar a los que todavía no lo habían hecho. "Hicimos la agitación", reconoce el jefe de campaña.

"Estimulamos para que el voto fuera para Chávez y mandamos los transportes a los cerros. A los jóvenes les decíamos que estábamos ayudando a su mamá, que tenían que votar para mantener sus beneficios", añade. "Esta operación fue determinante para la victoria en Caracas", dice Tarazona.

El periodista añade una anécdota que sirve para explicar la famosa conexión entre Chávez y el pueblo. Fue en 2006, después de un Aló, presidente realizado en el barrio. "Una viejecita llamó a Chávez desde lo alto de un cerro y él se lanzó escaleras arriba. La mujer mostró calles deshechas, escuela en malas condiciones...", recuerda. Chávez retó públicamente al alcalde y durante seis meses envió a un edecán, hasta que arreglaron todas las quejas.

Anteayer, ese edecán, Néstor Reverol, se convirtió en ministro de Interior. Y ese mismo día, el presidente aprobó un fondo millonario para la construcción del metrocable en Antímano. Ya hay apuestas de cuántos años se dilatarán en instalarlo.

El lugar más chavista del país

Antímano está ubicado en el oeste de Caracas

  • 185.000

    Personas

    Viven en las siete comunas y 144 barrios que conforman Antímano
  • 75,09%

    Votó a Chávez

    Superó a otros bastiones chavistas, como 23 de Enero (66,35%) y Macarao (72,04%)
  • MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.