Brasil: difunden un video del interior del boliche incendiado

La policía mostró un video donde se observa cómo quedó la disco Kiss luego de la tragedia del sábado en la que murieron 235 personas; hoy hubo más internaciones
La policía mostró un video donde se observa cómo quedó la disco Kiss luego de la tragedia del sábado en la que murieron 235 personas; hoy hubo más internaciones
(0)
30 de enero de 2013  • 15:32

SANTA MARIA.- La policía difundió hoy a los medios las primeras imágenes de la disco Kiss , en Santa María, la ciudad universitaria de Rio Grande do Sul, luego del terrible incendio que se desató el sábado por la noche y que dejó hasta el momento 235 muertos y 143 personas internadas, muchas de ellas en grave estado.

En las imágenes del video grabado por los bomberos, se puede observar la estructura del local nocturno quemada y mesas y sillas tiradas por el suelo, dejando entender que la gente corrió desesperada dentro de la disco para buscar una salida de escape al incendio y al humo tóxico que rápidamente cubrió todo el lugar.

Las autoridades de Salud confirmaron que de las 143 víctimas hospitalizadas, 75 están en estado crítico y con riesgo de muerte. Y más de 20 personas fueron hospitalizadas en las últimas horas.

Las nuevas hospitalizaciones se deben a que muchos jóvenes que escaparon con vida de la disco han presentado síntomas de intoxicación por el humo o "neumonitis química", que puede aparecer hasta cinco días después del accidente y que puede ser grave, informó el portavoz de la Fuerza Nacional del Sistema de Salud Pública, Neio Pereira, a la estatal Agencia Brasil.

El gobierno del estado de Rio Grande do Sul confirmó que el saldo de muertos, la mayoría intoxicados, ascendió a 235, tras el fallecimiento el martes de un joven hospitalizado. Un día antes, la madre había enterrado a otro hijo, también fallecido en el incendio de la discoteca, informaron los medios locales.

Intento de suicidio

Ante el horror de la tragedia , uno de los socios del local, Elissandro Sphor, intentó suicidarse el martes con un tubo plástico de la ducha en el hospital en el que permanece bajo detención policial. "Los policías que lo custodian lo percibieron antes de que lo llevara a cabo", anunció la comisaria Lilian Carus, de la policía civil de Cruz Alta, en la región.

Decenas de personas volvieron a manifestarse anoche en las calles de Santa María pidiendo justicia y leyes más rigurosas para establecimientos públicos. El comisario Marcelo Arigony se dirigió a los manifestantes y prometió: "trabajaremos incansablemente para que sean establecidas todas las responsabilidades", inclusive si son del Estado, por no haber hecho las inspecciones necesarias, dijo.

En una rueda de prensa, Arigony afirmó que la banda musical que tocaba en la discoteca compró "un señalizador pirotécnico más barato, que sabían que era exclusivamente para ambientes abiertos" y prohibido en locales cerrados.

También se investiga si los extintores no funcionaron o si eran falsos, así como la falta de salidas señalizadas de emergencia, entre otros elementos que pudieron empeorar la tragedia, como denuncias de que el lugar estaba saturado de personas o que la seguridad intentó impedir la salida hasta entender que se trataba de un incendio. "Nos parece que esa casa no podía funcionar (...) Fueron hechas reformas sin fiscalización", declaró Arigony.

Permiso en trámite

El comandante de los bomberos, Sergio Roberto de Abreu, dijo que la discoteca estaba tramitando el permiso y dependía de una visita de los bomberos, y que había presentado documentos de los extintores. Los abogados de la discoteca dijeron el miércoles que estaba en "plenas condiciones".

Estas fueron algunas de las causas principales de de la tragedia en el sur de Brasil la madrugada del domingo. Pero los propietarios del centro no violaron ninguna ley, algo que plantea interrogantes graves sobre las normas de seguridad de una nación que albergará el Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos.

Documentos obtenidos por The Associated Press, entre ellos permisos de construcción expedidos al club Kiss y planes de seguridad en caso de incendios, revelan que estos factores mortales cumplieron con las regulaciones actuales.

¿Que si estoy de acuerdo con el hecho de que había sólo una salida? No. ¿Estoy de acuerdo en que el techo estuviese cubierto con material inflamable? No, no lo estoy'', dijo el mayor Gerson Pereira, jefe de los bomberos de Santa María.

"Me hubiera gustado haber cerrado este lugar (antes de la tragedia), pero entonces los bomberos podrían haber sido demandados'' porque no se violó ninguna ley, agregó.

No obstante, los mismos documentos facilitados ayer por la alcaldía de la ciudad austral también muestran que se violaron varias normas, como en el caso de irregularidades en la inspección de seguridad contra incendios en el club. También hubo violaciones a las normas por parte de la banda que contrató la discoteca, cuya pirotecnia se dice que inició el fuego. Los inspectores policiales han dicho que cualquiera de estas violaciones era motivo suficiente para cerrar el club.

Agencias EFE, AP y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.