Ciro Gomes: "El nombramiento de Lula fue la idea más estúpida que vi en mi vida pública"

Dirigente del Partido Democrático Laborista de Brasil y ex ministro del PT, criticó la designación de Dilma y condenó el impeachment
Alberto Armendáriz
(0)
26 de marzo de 2016  

RÍO DE JANEIRO.- Frente a la polarización brasileña entre quienes defienden a Dilma Rousseff y a su mentor, Luiz Inacio Lula da Silva, y quienes están contra ellos, hay posiciones más moderadas, como la del ex diputado y aspirante presidencial Ciro Gomes. Pese a haber sido ministro de Integración Nacional de Lula (2003-2006), critica tanto al ex presidente como a su ahijada política, a la vez que condena el impeachment impulsado en el Congreso.

"Para salvar la república debemos salvar a Dilma; es la tragedia del presidencialismo. Pero hasta el momento la presidenta no está acusada de ningún delito, y el remedio para un mal gobierno no puede ser interrumpirlo", afirmó a LA NACION Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT, por sus siglas en portugués), una de las figuras con mayor proyección para las próximas elecciones presidenciales, ya sea en 2018 o antes.

Antes de formar parte del primer gabinete de Lula, Gomes, de 58 años, fue ministro de Economía de Itamar Franco (1994) y gobernador del norteño estado de Ceará (1991-1994), y mantiene buena relación con Dilma.

-¿Cómo se llegó a este punto tan crítico?

-La reelección de Dilma se dio por un margen muy pequeño, el país quedó muy dividido y el otro lado jamás reconoció la victoria. Los niveles de corrupción son los mismos en los gobiernos del PT que en los del PSDB, sólo que la conveniencia de publicar eso en los grandes diarios y cadenas de televisión se da por oportunismo. El problema es que Lula transformó al gobierno en una alianza que concedió espacios a sectores corruptos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que ahora son los que impulsan el impeachment, con figuras como el vicepresidente, Michel Temer, y los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros. Se trata de señales contradictorias para parte de la clase media que votó por Dilma y ahora se suma a las voces del impeachment por esa justa queja moral. Todo esto, en medio de la peor recesión y los errores del gobierno para manejar la crisis económica.

-¿Por qué está en contra del impeachment?

-Porque sólo puede suceder cuando el presidente comete un delito de responsabilidad, tal cual está definido por la ley. Y ni siquiera el pedido de impeachment acusa a Dilma de haber cometido un delito de responsabilidad; la razón formal es una cuestión de contabilidad pública [la adulteración de las cuentas para esconder el déficit], que no es un delito de responsabilidad. Así, lo que se pretende hacer puede caracterizarse como un golpe.

-¿Tampoco respalda la renuncia de Dilma?

-No. Dilma no está ni investigada ni sospechada de corrupción. Y Temer, que asumiría el poder en caso de que ella deje la presidencia, está ligado a todo el conjunto orgánico de corrupción que hay en Brasil.

-¿Qué le pareció la designación de Lula como jefe de Gabinete?

-Fue la idea más estúpida que vi en mi vida pública. Acabaron confundiéndose las cosas entre lo público y lo privado, porque la presidenta, que no estaba acusada de nada, ahora pasó a ser sospechada de obstrucción a la justicia, de encubrir a una persona que sí está investigada. Eso no quiere decir que Lula no tenga derecho a la presunción de inocencia y a defenderse en libertad, pero no debería haberse confundido la necesidad de que Lula se explique ante la justicia con la república. Eso agravó dramáticamente la crisis. En el imaginario popular se entendió que la presidenta estaba usando su autoridad para sacar a Lula de la jurisdicción del juez Sergio Moro, que lleva adelante el caso del petrolão, y dejarlo bajo el Supremo Tribunal Federal, que se cree que le garantizaría su impunidad. Fue un disparate.

-¿Cómo ve el papel del PSDB?

-El PSDB es parte del golpe. Se alió a los sectores del PMDB porque las investigaciones del petrolão ya empiezan a salpicarlo también.

-La mayoría de los políticos investigados son del PT.

-Efectivamente. Por eso es importante que la presidenta se deshaga de todas las personas acusadas de corrupción; es lo que pide la gente.

-¿Y cómo analiza la actuación del juez Moro?

-Está prestando un servicio grande e importante a la sociedad brasileña. Sin embargo, tal vez porque es muy joven o porque ahora está siendo mitificado en las calles, en las últimas semanas cometió algunos errores imperdonables, que terminan creando un ambiente para destruir la acción histórica que él llevó a cabo. Esos errores fueron llamar a declarar compulsivamente a Lula, cuando él no se había rehusado a comparecer, así como haber divulgado las escuchas telefónicas de Lula con Dilma, lo cual fue un acto político inaceptable que, encima, puede invalidar todas las pruebas.

-¿Existe el riesgo de que la polarización actual desemboque en violencia?

- Sí, Brasil está ante el inminente surgimiento de cadáveres.

Profesión: Economista

Edad: 58 años

Origen: San Pablo

Fue ministro de Economía de Itamar Franco en 1994 y el tercer candidato más votado en los comicios presidenciales de 1998; en 2003 Lula lo designó ministro de Integración Nacional

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?