Coronavirus: por aire y tierra, Uruguay refuerza la vigilancia policial para frenar las aglomeraciones en la costa

Punta del Este tendrá un verano diferente a raíz del impacto de la pandemia
Punta del Este tendrá un verano diferente a raíz del impacto de la pandemia Fuente: Archivo
(0)
5 de diciembre de 2020  • 14:11

MONTEVIDEO.- "Más que por una exhortación, van por un ruego solidario", dijo el ministro del Interior uruguayo, Jorge Larrañaga. El funcionario explicó que este fin de semana se inicia un operativo a nivel nacional, pero específicamente focalizado en las costas del país, para desarticular las aglomeraciones y fiestas clandestinas que compliquen aun más el nivel de contagios por coronavirus.

En esa línea, Larrañaga aseguró que los efectivos policiales aplicarán todas las herramientas legales para pedirle a la gente que cumpla con las medidas de distanciamiento. Y se alertó a todas las dependencias del país para que, en caso de detectar irregularidades, procedan a desarticular las aglomeraciones.

Larrañaga comentó que el despliegue policial será por tierra y aire. Para ello se coordinaron acciones con el Ministerio de Defensa, que dispuso un helicóptero que vigilará las costas solicitando a los ciudadanos que se separen.

"Salir adelante de la emergencia sanitaria es una tarea de todos. Por favor, evitemos las aglomeraciones, usemos tapaboca y mantengamos el distanciamiento social. Falta menos, no bajemos los brazos", es el mensaje que emitirán por parlantes tanto en las aeronaves como en los patrulleros terrestres.

El gobierno, junto con las intendencias de Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha, presentaron ayer el programa "Verano Azul", por el que se distribuirán 2200 efectivos policiales para colaborar en la costa. El foco de la policía estará en desarticular las aglomeraciones y el gentío que se genere en los balnearios.

"El gobierno quiere defender el derecho a la reunión pacífica que tienen los ciudadanos, y eso también tenemos que protegerlo. En eso debemos y tenemos que estar todos. El cuidarnos, y el parar todo lo que refiere a las fiestas clandestinas, es un imperativo y una obligación que impone la propia responsabilidad ciudadana", dijo Larrañaga. Remarcó que se trata de un asunto nacional que hay que entenderlo "más allá de posicionamientos políticos e ideológicos".

En conversación con El País, el ministro agregó que las dependencias policiales están listas para actuar de inmediato, y dijo que se cuenta con la colaboración de Inteligencia Nacional y Policial para adelantarse a la organización de fiestas clandestinas. Los efectivos cuentan con equipo fotográfico y de video con el fin de tomar imágenes de los diferentes hechos que se puedan producir para sus futuras consecuencias legales.

El ministro pidió "por favor a la gente que comprenda la situación" que se enfrenta. "Ayuden a ayudarnos entre todos para combatir las consecuencias de la pandemia. No es un pedido caprichoso del gobierno, es un ruego solidario que nos parece imprescindible acoger como un principio de solidaridad responsable", subrayó.

Ayer, el secretario de Presidencia de Uruguay, Álvaro Delgado, sembró dudas sobre la temporada de verano. "El 18 de diciembre se va a definir qué tipo de fiestas tenemos y qué tipo de verano, y si tenemos fiestas y si tenemos verano", dijo, en referencia a la fecha fijada por el presidente Luis Lacalle Pou como límite para evaluar la eficacia de las últimas restricciones que implementó el gobierno para reducir el aumento de casos de coronavirus.

Por su parte, la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, agregó que desde la comuna se han dado instrucciones concretas para fiscalizar los bares y restaurantes que cumplan con el decreto firmado por el presidente, de cerrar sus puertas antes de las 24 horas.

"Pedimos que se salga con más intensidad. Nosotros estamos cambiando y suspendiendo eventos", comentó a la prensa en su visita a la Torre Ejecutiva el jueves, y agregó que hasta el momento no se han reportado irregularidades de empresas que trabajan en la noche.

Ayer Cosse envió una carta a Lacalle detallando las medidas que implementó para combatir el virus; una de esas es la disposición de una camioneta para hacer test gratuitos en la capital. En la misiva manifiesta la preocupación por la cantidad de casos. "En virtud de esta situación, si el Poder Ejecutivo, asesorado por el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), analiza la implementación de medidas más restrictivas, queremos expresar la disposición de la intendencia a colaborar en mitigar el impacto en las actividades económicas, culturales y sociales", expresó la jefa comunal.

Diario El País/GDA

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.