Coronavirus. En Williamsburg, el barrio de Poco Ortodoxa, miles de fieles se reunieron para despedir a un rabino

Unos 2500 fieles rompieron el aislamiento social en Brooklyn, Nueva York, para despedir a una rabino que falleció a causa del covid-19
Unos 2500 fieles rompieron el aislamiento social en Brooklyn, Nueva York, para despedir a una rabino que falleció a causa del covid-19
(0)
29 de abril de 2020  • 11:07

En plena cuarentena por el coronavirus, unos 2500 fieles se reunieron en Williamsburg, el barrio neoyorquino que retrata la serie de Netflix Poco Ortodoxa, para despedir a un rabino que falleció a causa de covid-19. Las imágenes escandalizaron a la ciudad y, en particular, al alcalde neoyorquino que se refirió al tema en su cuenta de Twitter.

Ocurrió ayer por la noche y las fotos y videos que circularon causaron gran conmoción: la intersección de las calles Rutledge y Bedford se vieron rodeadas de autos, colectivos y una multitud de fieles que quisieron ser parte del funeral del rabino. Entre las 7 de la tarde y las 9 de la noche, según comunicó la policía de Nueva York, toda la manzana estuvo colapsada de gente que incumplió el aislamiento social recomendado para evitar el contagio del virus.

Si bien los fieles se concentraron en una esquina, de acuerdo con lo que se vio en las redes sociales, fueron varias las calles en las que se vio una altísima circulación de personas. Muchas de ellas, llevaban algún tipo de tapabocas o barbijo, otras mostraron sus rostros al descubierto. Según lo trascendido, nadie fue detenido por violar las normas de distanciamiento social.

"Algo absolutamente inaceptable sucedió en Williamsburg esta noche: una gran reunión fúnebre en medio de esta pandemia", tuiteó Bill De Blasio, alcalde de la ciudad. "Cuando me enteré, fui al lugar para asegurarme de que la multitud se dispersara. Y lo que vi no será tolerado mientras estemos luchando contra el coronavirus".

Tras conocerse las imágenes, el alcade envió un rotundo mensaje a los ciudadanos neoyorquinos. "Mi mensaje a la comunidad judía, y a todas las comunidades, es así de simple: ha pasado el tiempo de las advertencias. He dado instrucciones a la policía de Nueva York para que proceda de inmediato a convocar o incluso arrestar a los que se reúnen en grandes grupos. Se trata de detener esta enfermedad y salvar vidas. Punto."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.