El extraño rol de la esposa del asesino de Orlando antes del ataque

Foto de Facebook de Mateen y Salman, con su hijo
Foto de Facebook de Mateen y Salman, con su hijo
La mujer lo acompañó a comprar municiones, pero nunca alertó a la policía; podrían acusarla
(0)
15 de junio de 2016  • 11:50

ORLANDO.- Ante la ausencia de un manifiesto personal o algún video con las motivaciones reales del asesino de Orlando , Omar Mateen, los investigadores están buscando pistas entre sus amigos, familiares y sobrevivientes para profundizar en la psiquis del tirador, pero especialmente están averiguando el rol que cumplió su mujer.

Tres personas que se identificaron como agentes del FBI llevaron a cabo ayer entrevistas en el barrio en el norte de California, donde se crió Noor Zahi Salman, de 30 años, segunda esposa de Mateen.

La mujer proveniente de una familia con raíces palestinas le dijo al FBI que acompañó a Mateen en por lo menos un viaje al club Pulse de Orlando antes del ataque, en lo que un agente de la ley de Estados Unidos describió como un viaje de "reconocimiento".

Salman no ha sido puesta aún bajo arresto, pero surgió como un posible eslabón para comprender las motivaciones de Mateen -un guardia de seguridad y culturista- y qué lo llevó el domingo por la madrugada a asaltar el club lleno de gente y matar a 49 personas antes de ser abatido por la policía.

De acuerdo con el reporte de medios como NBC News, Salman dijo a las autoridades federales que intentó convencer a su esposo para que no llevara a cabo ningún ataque, pero negó conocer que su objetivo fuera el club gay Pulse. También confesó que estaba con él en el momento en que este compró municiones y una funda para pistola.

Además de visitar Pulse, al parecer el atacante también hizo varias visitas a DisneyWorld, una de ellas en compañía de Salman, revelaron los oficiales de seguridad de Disney al FBI, según informó CNN.

En este sentido, las autoridades están considerando presentar cargos contra Salman, debido a que ella no alertó a la Policía sobre lo que sabía antes del ataque para tratar de impedirlo.

"Hay un indicio de que ella estaba con él en partes del proceso, y estamos analizándolo, pero no sabemos qué es verdad y qué no", dijo el oficial citado por el diario The New York Times.

La primera esposa de Mateen, Sitora Yusufiy, dijo esta semana que el sospechoso tenía problemas mentales, era controlador y maltratador. La cadena CNN le preguntó por su aparente interés por el ambiente gay, a lo que respondió: "Creo que es un lado suyo que vivió, pero que probablemente no quería que todo el mundo conociera".

Con información de The New York Times y AP

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.