El repudio del Senado no consiguió ser unánime

Los senadores Caserio y Luenzo, en medio del debate
Los senadores Caserio y Luenzo, en medio del debate Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Ante la imposibilidad de alcanzar consensos, se impuso la postura del PJ
Gustavo Ybarra
(0)
14 de noviembre de 2019  

El Senado repudió ayer el golpe de Estado en Bolivia, pero lo hizo a partir de una votación dividida, ante la imposibilidad de consensuar una declaración conjunta entre los bloques de Cambiemos y las dos bancadas de extracción peronista. En este escenario, se impuso la postura impulsada por la oposición.

Sin embargo, el oficialismo hizo un esfuerzo por alcanzar un texto de consenso, pero el jefe del Bloque Justicialista, Carlos Caserio (Córdoba), rechazó ésa posibilidad, lo cual dejó la sesión al borde del fracaso.

Al final, y para que no se cayera la sesión, Cambiemos debió obligar a seis de sus senadores a cambiar su decisión de abstenerse por el rechazo. Así, y con quórum estricto, el proyecto fue aprobado por 29 votos a favor, ocho en contra y cuatro abstenciones.

El texto aprobado ayer declara "su más enérgico repudio al golpe de Estado perpetrado en el Estado Plurinacional de Bolivia contra el gobierno democráticamente electo del presidente Juan Evo Morales Ayma".

Además, insta al Poder Ejecutivo "a pronunciarse en contra de este golpe cívico-militar que ha interrumpido el orden democrático y constitucional" y a conceder asilo "a cualquier integrante del gobierno" de Morales que lo solicite para garantizar la integridad física de los funcionarios y también de sus familiares.

Diferencias

La barrera que impidió un pronunciamiento unánime de la Cámara alta fue la diferente amplitud en el análisis de la situación vivida en el vecino país. Mientras el peronismo y sus aliados acotaron la condena a la interrupción del orden institucional, el oficialismo se preocupó por hacer hincapié en los acontecimientos que llevaron a la renuncia forzada de Evo Morales, sin soslayar el fraudulento proceso electoral boliviano.

El espíritu de las diferencias entre ambos sectores quedó plasmado en la intervención de Ángel Rozas (UCR-Chaco), sobre el final de la sesión. "Podemos hablar de golpe de Estado. Está bien, adhiero. Ahora, digamos la verdad: Evo Morales hizo fraude, eso es imperdonable en cualquier democracia del mundo", afirmó el presidente del bloque radical.

El peronismo, por su parte, atacó la conducta adoptada por el gobierno de Mauricio Macri ante la crisis boliviana, que se negó a calificar de golpe de Estado la salida de Morales y a condenarlo en consecuencia. "Este es un final digno para una política exterior con fuerte tinte de tilinguería de un canciller, cuya ineptitud ha quedado al descubierto de manera amplia", afirmó el presidente del Frente para la Victoria, Marcelo Fuentes (Neuquén). "No hay ningún informe de la OEA que diga que hubo fraude", agregó el líder de la bancada kirchnerista.

Por su parte, el jefe del Bloque Justicialista y autor de la declaración aprobada ayer cuestionó la postura del Gobierno y acusó a los legisladores oficialistas de actuar limitados por Macri y el canciller Jorge Faurie. "Este proyecto [por el del oficialismo] está limitado por la propia acción de este gobierno, por las desafortunadas declaraciones del presidente Macri y de su canciller", afirmó Caserio, quien insistió en considerar lo ocurrido en Bolivia como un golpe de Estado. "La renuncia [de Morales] fue coaccionada por la policía y por el ejército", argumentó.

El líder del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff (UCR-Formosa), aceptó el desafío de la oposición y reconoció que en Bolivia hubo un golpe, pero sin dejar de mencionar las maniobras de Morales para "eternizarse en el poder".

"Es un golpe, hay que decirlo con todas las palabras. Pero esto tampoco es obstáculo para hablar de una falencia muy potente de las democracias de América latina, que vivimos también en la Argentina y tiene que ver con los gobernantes que se sienten insustituibles, irreemplazables y por encima de la ley y de la Constitución", sentenció Naidenoff.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.