El Talibán ordenó "defender Kandahar hasta el último hombre"

Mientras los aviones estadounidenses continúan bombardeando el lugar, los líderes de la milicia rechazan la posibilidad de una rendición
(0)
1 de diciembre de 2001  • 11:42

ISLAMABAD.- Las posiciones de las fuerzas enemigas en Kandahar, el bastión de los talibanes al sur de Afganistán, continúan virtualmente inamovibles con los combatientes de la milicia y las tropas enemigas leales a jefes tribales pastunes esperando al parecer que el otro bando tome la iniciativa.

Los líderes de los talibanes ordenaron a sus combatientes "defender Kandahar hasta el último hombre", mientras aviones estadounidenses continúan bombardeando la ciudad y tropas al mando de jefes tribales pastunes amenazan con atacarla desde varios frentes.

Fuentes próximas a ese mando afirmaron que los bombardeos que está sufriendo la población son unos de los más intensos desde que EE.UU. inició sus ofensiva armada contra los talibán hace seis semanas por negarse a entregar a Osama ben Laden.

Pero ni las bombas ni los miles de combatientes de jefes tribales que tratan de arrebatarles Kandahar mediante la guerra o las negociaciones intimidaron a los talibanes, que mantienen su control de la población.

"Nuestros líderes prefieren la muerte a la humillación", declaró hoy a la agencia Afghan Islamic Press el antiguo embajador de los talibanes en Paquistán, Abdul Salam Zaeef.

Los jefes dieron ordenes de "defender Kandahar hasta el último hombre", añadió el antiguo diplomático tres días después de que el líder supremo de la milicia, el mullah Mohamed Omar, pidiera a sus seguidores "no evacuar ninguna zona" y seguir luchando.

Los bombardeos estadounidenses contra el feudo talibán continúan sin invitar a las tropas enemigas a lanzar un asalto masivo contra la población.

Miles de combatientes al mando de jefes pastún llevan desde hace días en sus posiciones al sureste y noreste esperando al parecer que concluyan con éxito las negociaciones sobre la rendición de Kandahar y de otros lugares en el feudo talibán, que siguen sin producir resultado alguno.

De acuerdo con un portavoz de Gul Aagha, un jefe pastún antiguo gobernador de Kandanar, sus combatientes estaban posicionados al sur del aeropuerto, pero no tenían planes de avanzar.

Un portavoz militar en Washington, el general Peter Pace, subjefe del Estado Mayor Conjunto, admitió que las tropas pastunes opuestas a los talibanes parecía que estaban más ocupadas en las negociaciones que en las luchas.

"Todavía no se ha librado una batalla como consecuencia de una ofensiva terrestre de envergadura", precisó Pace.

Fuentes de la oposición declararon en Pakistán que tropas al mando de líder pastún Kamel Uddin habían arrestado ayer a unos 80 talibanes cerca del aeropuerto y que se habían hecho con el control de cinco tanques y varios lanzadores de cohetes, aunque no fue confirmado por fuentes independientes.

La entrada en la población de tropas de la Alianza del Norte como habían declarados fuentes de esta coalición que controlan gran parte de Afganistán resultó ser falsa y la población de Spin Boldak, próxima a la frontera paquistaní cuyo control también se disputan los talibanes y las fuerzas enemigas, sigue bajo poder de la milicia.

Jefes tribales pastunes aconsejaron a la Alianza del Norte, cuyos combatientes pertenecen por lo general a diversas etnias norteñas, que se mantengan lejos de Kandahar, territorio de la etnia pastún, a la que pertenecen también los talibán.

Más de mil marines estadounidenses establecieron una base de avanzada en Kandahar, pero su misión fundamental es capturar a Osama ben Laden y evitar que huya el mullah Omar, en el caso de que continúe en la ciudad.

Los intensos ataques estadounidenses contra la ciudad y las posiciones de los talibanes en sus alrededores hacen temer un asalto final de las tropas enemigas y de probables combates callejeros por el control de este reducto sureño de los talibán.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.